La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal
12 alcachofas medianas
1 vasito de vino blanco
3 dientes de ajo
50 gr. de jamón ibérico
una ramita de perejil
sal y pimienta.
Calorías 44 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

A continuación os cocinamos unas deliciosas alcachofas con jamón, donde el vino blanco va a proporcionarle a este plato un sabor muy agradable. Por los ingredientes que la componen, nos encontramos ante una receta muy ligera y nutritiva.

Alcachofas con jamón

 Así lo cocinamos

Corta los tallos a las alcachofas, quítales las hojas más duras y córtales las puntas.
Calienta el aceite en una cazuela baja y dora los ajos picados en ella.
Incorpora las alcachofas a la cazuela, salpiméntalas y rehógalas.
Ahora vierte el vaso de vino blanco, sube el fuego y espera hasta que quede una salsa bastante reducida.
Tapa la cazuela y deja cocinar a fuego suave hasta que las alcachofas queden bien tiernas.
Servimos bien caliente y esparcimos por encima el jamón ibérico cortado en taquitos y el perejil picado.

 

 Trucos y Consejos

Para evitar que se oscurezcan las alcachofas por efecto de la oxidación, sumérgelas en agua con una rama de perejil una vez las tengas limpias. Este truco es infalible!

 Información Nutricional

La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol.

 

Si se cuida la cantidad de aceite que se usa para el rehogado, el plato aporta prácticamente las calorías de las alcachofas y del jamón que se use como complemento. Los hidratos de carbono y la fibra son los nutrientes que destacan, por lo que un buen plato alcachofas rehogadas sacia el apetito y favorece el tránsito intestinal, de manera que combate el estreñimiento.

Datos nutricionales de la alcachofa:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina