Si os gustan las almejas, no dejéis de probar esta versión a la montillana.
1 kg. de almejas
1 ramito de perejil
2 dientes de ajo
pimienta
1 vasito de vino
aceite de oliva y sal.
Calorías 76 kcal / 100gr
Proteína 15.5 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Si os gustan las almejas, no dejéis de probar esta versión a la montillana.

Almejas a la montillana

 Así lo cocinamos

Lavamos muy bien las almejas y las ponemos en una cazuela a fuego medio con un poco de aceite de oliva.
Aparte, habremos preparado previamente una salsa verde en el mortero con los dientes de ajo, el perejil, sal, pimienta y un poco de aceite de oliva.
Cuando las almejas se abran con el calor echamos el vino y la salsa verde. Removemos y tapamos, dejando cocer a fuego lento durante diez minutos. Servimos inmediatamente las almejas a la montillana.

 Trucos y Consejos

Para reconocer las almejas en mal estado, introduce éstas en agua con sal y lávalas. Las que están en mal estado se abrirán. Si la almeja está abierta y al presionarla no se mantiene cerrada habrá que desecharla.

 Información Nutricional

Las almejas se convierten en uno de los mariscos más deliciosos, consumidos y preparados.
Se trata de un alimento ideal en dietas de adelgazamiento por su bajo contenido en grasas, destacando asimismo su alto contenido en minerales y vitaminas (especialmente en vitaminas del grupo B, destacando la vitamina B12), y alto contenido en proteínas.
En lo que se refiere precisamente a los micronutrientes, destacan especialmente su alto contenido en hierro, potasio, selenio y calcio (indispensable para preservar tanto la salud de los huesos, como de los dientes y del corazón). No en vano, en referencia al hierro, 100 gramos de almejas aportan la cantidad diaria recomendada en hierro. Gracias a ello su consumo está aconsejado en aquellas personas que sufren de anemia, en especial en mujeres que se encuentren durante la menstruación, para las personas que practican deportes intensos, ya que estas personas tienen un gran desgaste de este mineral. Por su contenido en zinc, es un alimento ideal a la hora de aumentar las defensas y reforzar el sistema inmunológico, dado que es capaz de incrementar la resistencia natural de nuestro organismo a las infecciones.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina