Sencillo, sabroso y original plato de almejas a la parmesana
1 kilo de almejas
orégano al gusto
2 tomates de ensalada maduros y 100 gr. de queso parmesano rallado.
Calorías 76 kcal / 100gr
Proteína 15.5 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Colocamos las almejas ya limpias en una cazuela tapada con un poco de agua. Encendemos el fuego y, una vez que se abran, retiramos y reservamos.

Almejas a la parmesana

 Así lo cocinamos

Lavamos bien los tomates de ensalada y los trituramos con la batidora. Añadimos un poco de aceite de oliva y sal gruesa.
Disponemos una cucharadita del tomate aliñado sobre la balba que no tenga carne. Espolvoreamos con el orégano y rallamos el queso por encima. Introducimos en el horno hasta que quede bien dorado. Servimos caliente.

 Trucos y Consejos

Antes de cocinar las almejas es conveniente eliminar los posibles granos de arena que suelen contener estos moluscos en su interior, ya que resulta bastante desagradable encontrárselos en la boca y nos pueden estropear toda una receta. Para evitar esto, lo que debemos hacer es sumergir las almejas en un recipiente con abundante agua y sal. De esta manera, las almejas irán expulsando toda la arena que contengan. No es necesario tenerlas demasiado tiempo, con una hora, o menos, será más que suficiente.

 

 Información Nutricional

Aunque los mariscos en general contienen son ricos en colesterol, la almeja es uno de los que menos tiene, siendo ricas en proteínas y bajas en grasas. El tomate es rico en antioxidantes y vitaminas. El queso parmesano es el ingrediente más graso de la receta. Hay que tener en cuenta también que su nivele de sodio es alto, por lo que no está indicado para personas hipertensas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina