Una receta original, proteica y beneficiosa para el corazón
1 kilo de almejas
200 gr. de cebolla
500 gr. de tomate
1 diente de ajo
unas ramas de perejil
sal
1 cucharada de azúcar
100 gr. de almendra tostada
1 vaso de vino blanco
4 cucharadas de aceite de oliva y pimienta negra.
Calorías 76 kcal / 100gr
Proteína 15.5 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Comenzamos sumergiendo las almejas en un recipiente con abundante agua y sal. De esta manera, las almejas expulsarán toda la arena que puedan contener.
En una cazuela baja, refreímos la cebolla picada junto con el tomate,  también picado. Añadimos un poco de sal y azúcar (para eliminar la acidez del tomate).

Almejas en salsa de almendras

 Así lo cocinamos

En un mortero, majamos el ajo con el perejil y la almendra tostada hasta conseguir una pasta espesa. Añadimos esta picada al sofrito anterior, incorporando también un vaso de vino blanco y un poco de pimienta.
Lavamos bien las almejas bajo el grifo (con agua fría) y las introducimos en la cazuela de la salsa, dejando que se cocinen durante 10 minutos. Si la salsa nos quedase demasiado espesa, podemos añadir un poco de agua.

 Información Nutricional

Las almejas son molusco de alto valor proteico. Los mariscos en general contienen un mayor nivel de colesterol y de purinas, sustancias que elevan el ácido úrico en el organismo, por lo que es desaconsejable su consumo habitual en personas con hiperuricemia o gota.
Las almendras, como todos los frutos secos, son ricas en calorías y grasas beneficiosas para la salud cardiovascular, ya que reduce los niveles de colesterol LDL, el llamado colesterol “malo” y los triglicéridos.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina