Las almendras son muy ricas en grasas saludables, que nos protegen contra enfermedades cardiovasculares
800 gr. de anguila
200 gr. de tomates
1 rebanada de pan
50 gr. de almendras tostadas
40 gr. de piñones
1 diente de ajo
100 gr. de harina
aceite de oliva
perejil
sal y pimienta.
Calorías 28 kcal / 100gr
Proteína 15 gr / 100gr
Grasa 24.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La anguila sorprende a primera vista por su aspecto alargado, parecido a una serpiente, y por su piel viscosa y escurridiza. Pero, a pesar de su no demasiado atractiva presencia, este pez de agua dulce posee una carne blanca, suave y muy sabrosa. Hoy, haciendo honor a la cocina catalana, las cocinamos en una deliciosa salsa de almendras. Que salga rico!

Anguilas en salsa de almendras

 Así lo cocinamos

Retírale las vísceras a las anguilas, lávalas bien, trocéalas, salpimentálas y enharínalas. Ahora fríelas en aceite de oliva hasta que queden doradas, momento en el cual las escurriremos y reservaremos sobre papel absorbente.
En una cazuela de barro con aceite de oliva, fríe la rebanada de pan. Una vez frita, escúrrela y resérvala.
En la misma cazuela donde hemos frito el pan, rehoga los tomates picados, sin piel ni semillas.
Prepara un majado en un mortero con la rebanada de pan frito, el ajo, unas ramitas de perejil, las almendras y los piñones.
Incorpora el majado anterior al sofrito de tomate y vierte un poco de agua para aligerar la salsa.
Pon a punto de sal y, cuando comience a hervir la salsa, añade los trozos de anguila frita.
Deja cocer a fuego muy suave hasta que la anguila esté tierna (unos 30 minutos).

 Trucos y Consejos

Para eliminar la viscosidad que caracteriza a la piel de este pescado, frota el mismo con sal gruesa.

 Información Nutricional

La anguila es un pescado graso. De hecho, es uno de los pescados con mayor contenido de grasa. Por tanto, su consumo supone un gran aporte de ácidos grasos insaturados, cardiosaludables. Además, si se cocina sin excesos de mantequilla, aceites o salsas grasas, no será ningún impedimento para que puedan comer anguila quienes siguen dietas de adelgazamiento. El contenido proteico de la anguila no sobresale respecto al resto de pescados. Respecto a la cantidad de vitaminas y minerales que aporta este pescado, se resumen en vitaminas B1 y B2, potasio, fósforo, hierro, yodo y cinc.
Las almendras son las siguientes protagonistas de este nutritivo plato. Presentan unas propiedades muy beneficiosas para la salud. Son muy ricas en grasas saludables, que nos protegen contra enfermedades cardiovasculares. Además, la almendra aporta una buena cantidad de vitamina E, de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina