Hay que tener en cuenta que la técnica empleada para cocinar estos aros ha sido la fritura, lo cual va a elevar de manera considerable el valor calórico de esta receta
2 cebollas grandes
100 gr. de harina
1 cucharada de levadura en polvo
1 yema de huevo
1 vaso de leche
aceite para freír y sal al gusto.
Calorías 32 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

A continuación os presentamos unos crujientes y dorados aros de cebolla rebozados, un perfecto aperitivo, barato, rico y rápido de elaborar.

Aros de cebolla rebozados

 Así lo cocinamos

Pela las cebollas, córtalas en aros finos y remójala en un recipiente con agua fría durante media hora.
Mientras tanto, ve preparando el rebozado. Para ello, mezcla en un bol la harina con la levadura y la sal. Ahora incorpora la yema de huevo, la leche y aceite hasta conseguir una pasta fina y homogénea, no demasiado espesa.
Transcurridos los treinta minutos de remojo, escurre los aros de cebolla y sécalos con papel absorbente. Ahora sumerge cada aro en la pasta anterior y los freímos en abundante aceite muy caliente. Una vez dorados, escúrrelos bien y deposítalos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
Consumirlos al momento.

 Trucos y Consejos

Normalmente estos aros suelen servirse como guarnición de carnes y pescados, aunque también pueden consumirse como plato único, acompañado con una ensalada simple.

 Información Nutricional

La cebolla es un bulbo que contiene un aceite esencial pungente rico en compuestos sulfurados, vitaminas B1 y C, carotenos, derivados flavónicos, pectinas, sales minerales y varios azúcares, albúmina y almidón.
A este aceite se le han reconocido multitud de propiedades medicinales, tales como protector del sistema cardiocirculatorio, antitrombótico, antihipercolesterolémico y diurético. La cebolla también posee propiedades carminativas (previene la formación de gases) y antisépticas, ya que evita la aparición de microorganismos en el sistema digestivo.
Hay que tener en cuenta que la técnica empleada para cocinar estos aros ha sido la fritura, lo cual va a elevar de manera considerable el valor calórico de esta receta.
 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina