La cigala posee un alto valor nutritivo, pues aporta una importante cantidad de proteínas de calidad y su contenido en grasa es muy bajo
300 gramos de setas de cardo
dos cebolletas
2 dientes de ajo
8 cigalas
400 gramos de arroz
1200 mililitros de caldo de pescado
aceite de oliva y sal.
Calorías 85 kcal / 100gr
Proteína 17.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os presentamos un arroz de categoría. Las cigalas y las setas combinan de manera deliciosa en este arroz caldoso. En definitiva, nos encontramos ante un plato elegante y muy sabroso.

Arroz caldoso con cigalas y setas

 Así lo cocinamos

En una cazuela con un poco de aceite doramos las cigalas y las reservamos. Pelamos las cebolletas y los ajos, los picamos y los sofreímos en la misma cazuela hasta que se doren. A continuación, añadimos las setas, limpias y cortadas en dados. Dejamos sofreír el conjunto y añadimos el arroz.  Añadimos el caldo hirviendo, ponemos a punto de sal, lo dejamos 10 minutos con un hervor suave, le añadimos las cigalas, lo dejamos hervir 5 minutos más y lo retiramos del fuego, dándole 3 minutos de reposo.
Servimos en un plato sopero o en una cazuela de barro, espolvoreando con un buen puñado de perejil.

 Trucos y Consejos

El arroz debe rehogar antes de incorporarle el caldo. Si éste está hirviendo, quedará mucho más uniforme y suelto. La sal se debe añadir al principio (el arroz no la absorbe bien a última hora), aunque debemos tener en cuenta la que lleva el caldo.

 Información Nutricional

El arroz es una importante fuente de hidratos de carbono complejos en forma de almidón, lo cual hace que nos encontremos ante un plato muy energético.
Uno de los ingredientes protagonistas de esta receta es la cigala, un crustáceo que posee un alto valor nutritivo, pues aporta una importante cantidad de proteínas de calidad y su contenido en grasa es muy bajo. Eso sí, también destaca por su elevado aporte de colesterol y purinas, por lo que no deberán abusar de su consumo aquellas personas que padezcan de hiperurcemia (gota).
En esta receta también encontramos setas, que se caracterizan por su elevado contenido en agua, lo cual hace que su valor calórico sea bastante reducido. Además, son buena fuente de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes, muy beneficiosas para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina