Los chocos contienen muy poca grasa y son una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico
300 gr. de arroz
4 alcachofas
200 gr. de choco limpio y troceado
1 cebolla
2 dientes de ajo
100 gr. de guisantes congelados
1 tomate rallado
unas hebras de azafrán
caldo de verduras
aceite de oliva
sal y pimienta negra.
Calorías 72 kcal / 100gr
Proteína 16.1 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Comenzamos el día con un sabroso arroz caldoso. Para su elaboración hemos empelado choco y alcachofas, por lo que nos vamos a encontrar ante un plato muy completo y nutritivo.

 Así lo cocinamos

Lo primero que vamos a hacer es limpiar las alcachofas. Para ello, retírales las primeras hojas y córtalas en cuartos.
En una cazuela con un poco de aceite de oliva caliente vamos a dorar el choco troceado. Cuando este comience a dorar, incorpora la cebolla y el ajo, todo ello bien picado. Una vez la cebolla esté bien pochada, incorporamos las alcachofas troceadas y los guisantes. Continuamos sofriendo durante un par de minutos. Entonces, añade el tomate rallado. Cocina dos minutos más y agrega el arroz. Rehoga el conjunto, salpimenta y vierte el caldo de verduras (cuatro partes de caldo por una de arroz). Ahora añadimos las hebras de azafrán y dejamos cocer a fuego medio hasta que el arroz quede “al dente”.
Espolvorea con perejil picado y sirve al momento.

 Trucos y Consejos

La alcachofa es una verdura que suele oxidarse con mucha rapidez, adquiriendo un color oscuro muy poco atractivo. Para que esto no suceda, introdúcelas en agua con perejil tras trocearlas.

 Información Nutricional

El arroz es una buena fuente de hidratos de carbono complejos en forma de almidón, por lo que podemos considerar que el plato ante el cual nos encontramos es bastante energético.
Los chocos contienen muy poca grasa y son una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, así como de hierro, magnesio, sodio, fósforo y vitaminas de grupo A, B y E.
En cuanto a la alcachofa, destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina