La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa
300 gr. de arroz
un conejo troceado
1 pimiento verde
2 cebollas
2 tomates maduros
4 dientes de ajo
aceite de oliva virgen
perejil picado
una pizca de pimentón dulce
una hoja de laurel
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La siguiente receta que os proponemos hoy es un sabroso arroz con conejo. Se trata de un plato tradicional muy sencillo de elaborar y que nos va a aportar un amplio abanico de nutrientes. Buen provecho!

Arroz con conejo

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será salpimentar el conejo para dorarlos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez dorado, retíralo de la cazuela y resérvalo.
En la misma cazuela donde hemos dorado el conejo vamos a elaborar un sofrito con la cebolla, el ajo, el pimiento, el pimentón, el laurel y el tomate.
Cuando tengamos el sofrito bien cocinado, incorporamos a la cazuela los trozos de conejo y el arroz.
Vierte el doble volumen de agua que de arroz y deja cocer fuego medio hasta que arroz esté “al dente” (unos 18-20 minutos).
Una vez cocido el arroz, tápalo y déjalo reposar durante 5 minutos.
Servimos y espolvoreamos con perejil picado.

 Trucos y Consejos

Recuerda que el pimentón se quema con mucha facilidad. Por ello, te recomendamos añadir el tomate justo después del pimentón. De esta manera evitaremos que se queme.

 Información Nutricional

El arroz es un cereal que destaca por su escaso contenido de grasa y su elevado aporte de hidratos de carbono complejos. En esta ocasión, el arroz lo hemos acompañado con conejo y verduras. La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa. En cuanto a las verduras del sofrito, incorporarán al plato una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, que son muy beneficiosas para la salud.
Gracias a las características nutricionales de los alimentos que componen este plato, podría consumirse como un plato único, acompañándolo por ejemplo de una pieza de fruta fresca como postre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina