La carne de pollo nos aporta una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico, y su contenido en grasa es bastante reducido
300 gr. de arroz redondo
½ kg. de pollo troceado
150 gr. de garbanzos cocidos
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 pimiento verde
1 berenjena
2 tomates maduros
un manojo de espárragos
caldo de ave (doble volumen de caldo que de arroz)
100 gr. de jamón ibérico cortado en daditos
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 366 kcal / 100gr
Proteína 26.6 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 81.6 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Los arroces son elaboraciones que gustan a casi todos. El que hoy proponemos lo cocinamos con pollo y verduras, consiguiendo así un plato muy completo desde el punto de vista nutricional.

Arroz con pollo y verduras

 Así lo cocinamos

Salpimenta el pollo troceado y saltéalo en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez el pollo esté bien dorado, retíralo de la cazuela y resérvalo.
Añade un poco más de aceite en la cazuela donde hemos salteado el pollo y añade a la misma la cebolla y el ajo, todo ello bien picado.
Cuando la cebolla se encuentre bien pochada, agrega el pimiento, la berenjena, los tomates, los espárragos y el jamón, todo ello bien troceado. Rehoga y añade los garbanzos cocidos y escurridos junto con el pollo reservado.
Agrega ahora el arroz y rehoga el conjunto durante unos instantes.
Ahora vierte el caldo de ave y cocina a fuego medio hasta que el arroz quede “al dente” (unos 18 minutos).

 Trucos y Consejos

Es importante que, una vez tengamos el arroz cocinado, lo dejemos reposar tapado durante un par de minutos. Con ello conseguiremos que el grano quede suelto.

 Información Nutricional

El arroz es una buena fuente de hidratos de carbono complejos en forma de almidón, por lo que podemos considerar que el plato ante el cual nos encontramos es bastante energético.
En este plato encontramos también una amplia variedad de verduras, que nos van a aportar vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, las cuales nos ayudarán a combatir los radicales libres presentes en el entorno, causantes de multitud de enfermedades de carácter degenerativo.
Por su parte, la carne de pollo nos aporta una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico, y su contenido en grasa es bastante reducido. Además, destaca por su suave sabor, que nos va a permitir combinarlo con una infinidad de alimentos.
 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina