Al cabracho se le conoce también como “rascacio”, “kabrarroka” o “diablo de mar”, por su extraño aspecto y su llamativo color rojo
400 gr. de arroz redondo
800 gr. de cabracho
½ kg. de almejas
1 calamar de ½ kg.
2 cebolletas frescas
1 cebolla
1 zanahoria
1 rama de apio
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
100 ml. de vino blanco
unas hebras de azafrán
unas ramitas de perejil
aceite de oliva
sal.
Calorías 91 kcal / 100gr
Proteína 19 gr / 100gr
Grasa 1.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

A continuación os proponemos un delicioso arroz cremoso con cabracho y almejas, un nutritivo plato que contiene todo el sabor del mar.

 Así lo cocinamos

En primer lugar, prepara el caldo. Para ello, dora las espinas del cabracho en una olla con un poco de aceite de oliva. Cuando las espinas estén bien doradas, incorpora a la olla los puerros, el apio, la cebolla y la zanahoria, todo ello troceado. Rehoga el conjunto hasta que las verduras estén bien pochadas. Entonces, cubre con agua y deja hervir durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo, cuela el caldo y resérvalo.
A continuación, lava las almejas y ábrelas al vapor, en una sartén con tapadera. Una vez abiertas, saca las almejas de su concha y añade sus jugos al caldo anterior. Reservamos las almejas.
Pica las cebolletas y rehógalas junto con los ajos también picados en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolleta esté bien pochada, incorpora a la cazuela el pimiento verde cortado en daditos. Continúa rehogando hasta que el pimiento quede tierno. Entonces, añade el arroz y sofríe durante un par de minutos para que el grano de arroz quede sellado y no se nos pase. Es el momento de agregar el vino blanco y esperar a que se evaporen sus alcoholes. A continuación, vierte sobre el arroz 1,2 litros del caldo que teníamos reservado. Cocina a fuego suave durante 18 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que el arroz se adhiera al fondo de la cazuela. A mitad de cocción, añade el azafrán.
Mientras se termina de cocinar el arroz, dora los lomos de cabracho en una plancha caliente con unas gotas de aceite de oliva, marcando primero la parte de la piel.
Ya sólo nos queda limpiar el calamar y cortar “tallarines” muy finos de su cuerpo, los cuales saltearemos en una sartén muy caliente con unas gotas de aceite de oliva.
Sirve el arroz en los platos y coloca sobre éste los lomos de cabracho, las almejas y los tallarines de calamar.
Por último, decora con un poco de perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

Para evitar la desagradable sensación de encontrarse arena mientras degustamos las almejas proponemos un truco infalible: Cuando llegues de la compra, sumerge las almejas en un recipiente con agua y sal. De esta manera la almeja creerá estar en el mar e irá expulsando toda la arena que contenga en su interior.

 Información Nutricional

El principal ingrediente de esta receta es el arroz, un alimento que destaca por su elevado contenido en hidratos, por lo que nos vamos a encontrar ante un plato muy energético, ideal para aquellas personas que consumen mucha energía a lo largo del día (deportistas, adolescentes, etc.).
Las almejas van a enriquecer el plato con proteínas y minerales como el hierro y el fósforo. Su consumo no se aconseja en caso de padecer gota, pues poseen un alto contenido en purinas, que en el organismo se convierten en ácido úrico.
En cuanto al cabracho, es un pescado semigraso que se caracteriza por su elevado contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina