El mejillón es muy rico en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia
300 gr. de arroz de grano redondo
½ kg. de mejillones
1 copa de vino blanco
2 cebolletas
1 pimiento verde
1 vaso de tomate frito natural
900 ml. de caldo de pescado
aceite de oliva y sal.
Calorías 68 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.3 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este plato marinero supone una manera sabrosa y nutritiva de introducir el arroz y los mariscos en nuestra dieta. Además, se trata de una receta bien sencilla, accesible a todos, incluidos aquellos que están haciendo sus primeros pinitos entre fogones. Que salga rico!

 Así lo cocinamos

Lo primero que debes hacer es limpiar bien los mejillones, retirándole las “barbas” y las incrustaciones que éstos suelen presentar en sus conchas.
Una vez limpios, introduce los mejillones en una cazuela baja con un poco de agua (bastará con que el agua cubra el fondo de la cazuela). Coloca la tapadera y cocina a fuego medio hasta que se abran todos los mejillones. Una vez abiertos, retírales una de sus valvas y resérvalos en su propio jugo.
Pica las cebolletas y el pimiento y rehógalo todo en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez las verduras se encuentren bien pochadas, incorpora el arroz y rehoga todo durante un par de minutos.
Agrega ahora el tomate frito y cocina todo durante unos instantes y vierte el vino blanco y el caldo de pescado.
Deja cocer el arroz durante 15 minutos, añade los mejillones, cocina durante un par de minutos más, retira del fuego y deja reposar durante 5 minutos.
Por último, espolvorea con un buen puñado de perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

Aquellos mejillones que no se hayan abierto durante la cocción deberemos desecharlos, pues lo más probable es que no se encuentren en condiciones aptas para el consumo.

 Información Nutricional

El mejillón es muy rico en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia. Además, contiene muy pocas calorías, lo cual hace que pueda incluirse perfectamente en dietas de control de peso. También aporta minerales como el yodo, calcio, fósforo y potasio.
Aquellas personas que padezcan de hipertensión o hipercolesterolemia deberán moderar su consumo, pues este marisco es muy rico en sodio y colesterol. En su composición también encontramos purinas, por lo que su consumo tampoco se aconseja a personas con gota o hiperuricemia.
Por último, hay que mencionar que, debido a su elevado contenido en hidratos de carbono complejos procedentes del arroz, nos encontramos ante un plato muy energético, indicado especialmente en situaciones de gran desgaste físico o mental.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina