Para conseguir un arroz más seco, pondremos dos medidas de caldo por cada una de arroz, en lugar de tres.
300 gr. de arroz
250 gr. de cebolla
250 gr. de tomate natural triturado
2 dientes de ajo
perejil fresco
200 gr. de carne de pollo
200 gr. de carne de conejo
200 gr. de costillas de cerdo
caldo de pollo
aceite de oliva y sal.
Calorías 366 kcal / 100gr
Proteína 26.6 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 81.6 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Esta receta se elabora con el tradicional arroz bomba, que adquiere un color oscuro debido al proceso de elaboración. Así conseguiremos un aspecto diferente al plato típico de arroz pero con un sabor inigualable.

Arroz negro de carne

 Así lo cocinamos

Cortamos las carnes y la costilla en trozos medianos y reservamos.

Picamos finamente la cebolla y la sofreímos en una cazuela de barro con un poco de aceite de oliva. Hay que pocharla a fuego muy lento, durante una hora, para que adquiera un color oscuro pero sin dejar que se queme.

Pasado ese tiempo añadimos el tomate, una pizca de sal y continuamos con la cocción, hasta que se evapore la mayor cantidad de agua posible.

Picamos los ajos y el perejil y los añadimos a la cazuela, junto con las carnes y la costilla y ponemos un chorrito de agua. Dejamos que se cocine cinco minutos más, hasta que se evapore el agua.

Añadimos el arroz y lo rehogamos con el sofrito para que se dore un poco y se impregne de todos los sabores. Echamos el caldo (tres medidas de caldo por una de arroz), rectificamos de sal y dejamos que cueza hasta que el arroz quede tierno.

 Trucos y Consejos

Para conseguir un arroz más seco, pondremos dos medidas de caldo por cada una de arroz, en lugar de tres.

 Información Nutricional

El arroz es una fuente inagotable de hidratos de carbono, lo que le confiere un perfil muy energético a este plato. Al cocinarlo con carne, estamos añadiendo al plato proteínas de origen animal. Además, aunque la carne de conejo y la de cerdo, si es magra, no aporta demasiadas grasas, las costillas de cerdo sí lo hacen, por lo que podemos evitarlas si queremos hacer un plato más saludable.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina