Para que no se abran los rollitos, pincha cada uno con una brocheta. Así además te quedará una presentación muy original.
½ kg. de mejillones
2 endivias
70 gr. de guisantes
3 dientes de ajos
70 gr. de jamón serrano
aceite de oliva
sal y pimienta
al gusto.
Calorías 68 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.3 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Este entrante que hoy te proponemos es novedoso y original para las comidas de estas fechas. Además son fáciles de preparar.

 

 Así lo cocinamos

Comenzamos preparando los mejillones. Los limpiamos por el exterior raspándolos con un cuchillo. Ahora, los ponemos en una olla con agua al fuego, para que abran bien. Los retiramos y colamos el caldo, reservándolo para más tarde.
Separamos la carne de los mejillones de la cáscara.
Cocemos un par de minutos los guisantes en agua con una pizca de sal refrescándolos inmediatamente con agua fría. Los pasamos por la batidora y le vamos añadiendo, poco a poco, el caldo en el que han abierto los mejillones. Debe quedar una textura cremosa.
Pelamos y picamos muy fino los ajos y cortamos el jamón en trozos muy pequeños. Salteamos ambos en una sartén con aceite de oliva. Añadimos los mejillones y rehogamos unos segundos.
Ahora, preparamos las endibias. Las partimos por la mitad a lo largo y salpimentamos al gusto. Regamos con un poco de aceite de oliva y las envolvemos en papel de aluminio. Las horneamos unos 15 minutos a 180 grados.
Una vez lista, sacamos y sobre cada hoja grande colocamos una cucharadita de ajetes y jamón y un mejillón. Hacemos un rollito con cada hoja de endibia y regamos con la salsa de guisantes.

 

 Trucos y Consejos

Para que no se abran los rollitos, pincha cada uno con una brocheta. Así además te quedará una presentación muy original.

 Información Nutricional

El mejillón es muy rico en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia. Además, contiene muy pocas calorías, lo cual hace que pueda incluirse perfectamente en dietas de control de peso. También aporta minerales como el yodo, calcio, fósforo y potasio.
Aquellas personas que padezcan de hipertensión o hipercolesterolemia deberán moderar su consumo, pues este marisco es muy rico en sodio y colesterol. En la composición de este bivalvo también encontramos purinas, por lo que su consumo tampoco se aconseja a personas con gota o hiperuricemia.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina