El bacalao ahumado, protagonista de la receta que nos ocupa, va a aportar una importante cantidad de proteínas de buena calidad
200 gr. de bacalao ahumado en lonchas
300 gr. de espinacas frescas
200 gr. de gambas peladas
25 gr. de piñones
25 gr. de uvas pasas sin semillas
aceite de oliva
sal y limón.
Calorías 21 kcal / 100gr
Proteína 2.6 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

He aquí un plato redondo, en el cual todos sus ingredientes combinan de una manera exquisita.

Buen provecho!

Bacalao ahumado con espinacas y gambas salteadas

 Así lo cocinamos

En una sartén con un poco de aceite saltea las uvas pasas y los piñones hasta que estén dorados. Incorpora ahora las gambas y saltéalas. Lo reservamos todo.
En la misma sartén, sofríe las espinacas lavadas y sin el tallo. Pon a punto de sal y añade a las espinacas la mitad de las gambas, pasas y piñones. El resto resérvalo, añadiéndole un poco de zumo de limón, aceite y sal.
Forma unos rollitos con el bacalao y las espinacas y colócalos en una fuente.
Añade por encima la vinagreta con las gambas y espolvorea con perejil.

 Trucos y Consejos

No es necesario que cuezas las espinacas previamente. Cuando las estés cocinando en la sartén, coloca la tapadera y deja que se cuezan en su propia agua. Además, de esta manera aprovecharemos al máximo las propiedades nutricionales de este fantástico vegetal.

 Información Nutricional

El bacalao ahumado, protagonista de la receta que nos ocupa, va a aportar una importante cantidad de proteínas de  buena calidad. Pero debemos tener en cuenta que os productos ahumados como este tienen un contenido alto en sodio, por lo que debe moderarse su consumo en caso de hipertensión.
Las espinacas son una muy buena fuente de vitaminas y minerales, entre los que destacan el calcio y el magnesio. Además de estos nutrientes, las espinacas también contienen una importante cantidad de sustancias de acción antioxidante, las cuales van a ejercer un efecto muy beneficioso sobre nuestra salud.
Las gambas, por su parte, van a incorporar más proteínas al plato, además de minerales como el fósforo, el yodo y el sodio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina