Si lo deseas, puedes acompañar este plato con un alioli ligero. Éste combinará a la perfección con el bacalao, el huevo y la patata.
4 raciones de lomo de bacalao desalado
4 dientes de ajo
aceite de oliva
2 patatas grandes
una nuez de mantequilla
4 huevos
vinagre de vino
una ramita de perejil y sal.
Calorías 147 kcal / 100gr
Proteína 12.3 gr / 100gr
Grasa 10.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.2 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La receta que os presentamos a continuación, además de estar riquísima, es muy interesante desde el punto de vista nutricional, pues contiene una gran variedad de nutrientes.
Nos encontramos, en definitiva,ante un plato delicado, elegante y nutritivo. ¿Qué más se puede pedir?

 Así lo cocinamos

Comienza confitando el bacalao. Para ello, introduce el lomo de bacalao desalado y con la piel hacia arriba en un cazo con abundante aceite de oliva (debe cubrir el lomo) y un par de dientes de ajo sin pelar. Cocina el bacalao durante 15 minutos (el tiempo dependerá del grosor del lomo) sin que llegue a hervir el aceite. La temperatura ideal para confitar un bacalao es de 60ºC a 70ºC.
Mientras, vamos con el huevo mollet: Introduce el huevo en un cazo con agua fría y sal. Una vez rompa a hervir el agua, dejaremos cocer durante 4 minutos. Sacamos del agua y refrescamos bajo el grifo. Ahora pela el huevo
y colócalo en un bol para romperlo con un tenedor y añadirle una pizca de sal, un chorreón de aceite de oliva y un puñadito de perejil picado.
Para esta receta también necesitaremos una patata, la cual coceremos (con piel) y cortaremos en rodajas longitudinales de medio centímetro de espesor. Una vez cortadas, las doraremos por ambas caras en una sartén con un poco de mantequilla.
Montaje del plato: Coloca una rodaja de patata dorada en el plato donde vayamos a servir. Sobre ésta, el huevo mollet con el aceite de oliva y el perejil. Por último, dispondremos el bacalao confitado sobre el huevo.

Es importante que el agua donde vayamos a cocer el huevo tenga abundante sal, ya que ésta va a evitar que la cáscara se agriete durante la cocción. Además, nos va a permitir pelar el huevo muy fácilmente.

 Trucos y Consejos

El huevo mollet (o huevo pasado por agua) debe quedar con la clara cuajada y la yema líquida.
Si lo deseas, puedes acompañar este plato con un alioli ligero. Éste combinará a la perfección con el bacalao, el huevo y la patata.

 Información Nutricional

Debido a su suave textura y sabor, el bacalao es muy apreciado en nuestra gastronomía, y podemos encontrarlo en multitud de preparaciones.
Es un pescado blanco y, como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso. Éste es, además, una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
El huevo va a aportar a la receta proteínas de una excelente calidad. Además, al estar hervido y no frito, el contenido energético del plato no se va a ver incrementado.
La patata, por su parte, aportará una buena cantidad de hidratos de carbono complejos en forma de almidón.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina