Tanto la sobrasada como la miel van a elevar el contenido calórico de la receta, de modo que aquellos que estén siguiendo una dieta de control de peso deberían omitirlas
4 lomos de bacalao desalado de 180 gr. cada uno
4 patatas
4 ajos
100 gr. de sobrasada
un par de cucharadas de miel
aceite de oliva y sal.
Calorías 315 kcal / 100gr
Proteína 75 gr / 100gr
Grasa 1.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La combinación del bacalao con el sabor agridulce aportado por la salsa de sobrasada y miel no dejará indiferente a vuestros paladares…

Bacalao confitado sobre patata y salsa de sobrasada y miel

 Así lo cocinamos

Confita el lomo de bacalao, es decir, introdúcelo en un cazo con aceite de oliva y unos dientes de ajo (enteros y sin pelar) y cocínalo a una temperatura constante de 60 ºC durante 16 ó 17 minutos, dependiendo del grosor del lomo.
Las patatas las pelaremos y las cortaremos en rodajas que luego cocinaremos en aceite de oliva a fuego suave hasta que estén bien tiernas.
Para la salsa, refríe la sobrasada en una sartén (sin aceite). Cuando la sobrasada esté bien refrita y haya expulsado toda la grasa, cuélala y recoge el aceite resultante. Añade un par de cucharadas de miel a este aceite y caliéntalo en una sartén hasta que la miel quede bien diluida.
Presenta el lomo de bacalao sobre las rodajas de patata y decora con la salsa de sobrasada y miel.

 Trucos y Consejos

Para que el bacalao adquiera su punto perfecto de cocción, una vez haya alcanzado el aceite la temperatura indicada, apaga el fuego y déjalo reposar. Con el mismo calor residual del aceite el lomo se irá cocinando hasta tomar, como hemos dicho, su punto ideal.

 Información Nutricional

Debido a su suave textura y sabor, el bacalao es muy apreciado en nuestra gastronomía, y podemos encontrarlo en multitud de preparaciones.
Es un pescado blanco y, como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso. Éste es, además, una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
La patata, por su parte, aportará una buena cantidad de hidratos de carbono complejos en forma de almidón.
Tanto la sobrasada como la miel van a elevar el contenido calórico de la receta, de modo que aquellos que estén siguiendo una dieta de control de peso deberían omitirlas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina