Las moras son frutas ricas en vitaminas, minerales y sustancias con acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud
500 gr. de moras congeladas
300 ml. de leche
150 ml. de nata líquida
100 gr. de queso fresco
50 gr. de leche condensada
75 gr. de azúcar y hojas de menta fresca para decorar.
Calorías 47 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 6.2 gr / 100gr
Índice glucémico 25

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

A continuación os presentamos un original y vistoso batido de moras y queso fresco, muy sencillo de elaborar y perfecto para servir como postre, o incluso como merienda.

Batido de moras y queso fresco

 Así lo cocinamos

Sacamos a descongelar las moras. Cuando han descongelado, las ponemos en la thermomix o en el vaso de la batidora, junto con sus líquidos y el azúcar. Añadimos la leche bien fría y trituramos hasta que esté finito. Incorporamos la nata líquida y lo volvemos a triturar. Colamos y dejamos enfriar.
Sacamos el queso fresco y lo batimos con la leche condensada: ha de tener una textura untuosa, que no esté ni demasiado líquido ni demasiado espeso.
Sacamos el batido de moras del frío y lo agitamos; a continuación, lo ponemos sobre las copas de batido y lo dejamos reposar un poco.
Seguidamente añadimos la mezcla untuosa de queso y leche condensada a hilo en cada copa y, mientras tanto, movemos el batido con una cuchara.
De ésta manera conseguiremos que se queden hilos blancos, como espirales, dentro del color del batido de moras. Decoramos con unas ramitas de menta.

 Trucos y Consejos

Es un plato facilísimo, sólo hay que tomarle el punto de untuosidad a la crema de queso, ya que es un problema de densidades: el batido de moras es un poco más espeso, y si fuera muy líquido, no se quedarían las espirales. La leche condensada le da un especial toque dulce

 Información Nutricional

Las moras son frutas ricas en vitaminas, minerales y sustancias con acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud. En este caso suponen el ingrediente principal de un original batido de moras en la que también se emplea azúcar y nata, por lo que el postre también va a aportar proteínas, azúcar y grasas que harán que su valor calórico aumente. Debido a estos ingredientes empleados, es conveniente tomar este tipo de postres de forma esporádica, o incluso evitarlos si se tienen problemas de exceso de peso o se presentan niveles elevados de colesterol o triglicéridos sanguíneos.

Datos nutricionales de las moras:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina