La berenjena es una hortaliza con un bajo contenido calórico ya que contiene gran cantidad de agua
1 berenjena
100 gr. de jamón cocido
100 gr. de queso fresco
150 gr. de harina para rebozar (“Yolanda”)
agua
aceite de oliva y sal.
Calorías 22 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.3 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Esta receta es muy sencilla y también nutritiva, pues contiene una buena variedad de nutrientes, tales como proteínas, vitaminas y minerales. Con este plato disfrutarán tanto los pequeños como los adultos.

Berenjenas rellenas de jamón y queso

 Así lo cocinamos

Lava las berenjenas (no las peles) y córtalas en rodajas de un centímetro de grosor, aproximadamente.
Una vez cortadas, resérvalas durante media hora en un recipiente con abundante agua y sal para restarles amargor.
Escúrrelas y sécalas muy bien con un trapo de cocina.
Sobre la mitad de las rodajas, coloca una loncha de jamón cocido y otra de queso fresco. Tapa cada una de ellas con otra rodaja, como si de un bocadillo se tratase.
Coloca la harina de rebozar en un bol y ve añadiéndole agua poco a poco mientras bates remueve con una varilla, hasta conseguir una masa no demasiado espesa, más bien ligera, y sin grumos.
Reboza las berenjenas rellenas en esta masa y sumérgelas en una sartén con abundante aceite de oliva muy caliente.
Una vez estén bien doradas por ambas caras, las escurriremos bien con una espumadera y las depositaremos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Servir al momento.

 Trucos y Consejos

Las berenjenas deben comprarse muy frescas, con la piel tersa y brillante, sin manchas parduscas y con el corte del tallo realmente verde, lo cual nos indicará que fueron recolectadas hace poco tiempo.
Al freírlas siempre absorben mucho aceite, como si fueran “esponjas”, y pasan a ser bastante calóricas. Sin embargo, si se cocinan asadas o en guisos lo son muy poco y tienen además bastante poder de saciedad.
Si las has comprado frescas, aguantan muchos días en el frigorífico si las envuelves, una a una, en film transparente.

 Información Nutricional

La berenjena es una hortaliza con un bajo contenido calórico ya que contiene gran cantidad de agua. Carece de fibra, excepto una pequeña cantidad en la piel y las semillas. El potasio es su mineral mayoritario.
Para rellenarla hemos empleado jamón cocido y queso, dos ingredientes que, además de aportar proteínas, van a hacer que el contenido graso de los crepes aumente de forma importante. Por tanto, es conveniente no abusar del consumo de este tipo de platos, sobretodo si se tienen problemas de exceso de peso, hipertensión, o se presentan niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre. Acompañados de una ensalada o verdura de primero y una fruta o lácteo como postre se obtiene un menú bastante equilibrado.

Datos nutricionales de la berenjena:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina