La salsa que acompaña a la carne aporta al plato un sabor delicioso y mucha jugosidad
750 gr. de aguja de ternera troceada
200 ml. de vino blanco
2 zanahorias
2 cebollas
2 hojas de laurel
2 clavos de olor
2 yemas de huevo
el zumo de medio limón
1 cucharada de harina
¼ l de leche
2 cucharadas de mantequilla
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 205 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 13 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La blanqueta de ternera (blanquette de veau) es un guiso de ternera típico de Francia. Para elaborarlo, la ternera se cocina de manera prolongada y a fuego suave, por lo que al final vamos a conseguir unos trozos de carne realmente tiernos y jugosos.

Blanqueta de ternera

 Así lo cocinamos

Salpimenta la carne y rehógala en una cazuela con la mantequilla. Antes de que llegue a tomar color, cubre con agua caliente y añade el vino, las zanahorias peladas y cortadas en rodajas, las cebollas cortadas en juliana, los clavos y el laurel. Cuando comience a hervir, desespuma el caldo y dejamos cocer a fuego suave durante una hora, aproximadamente.
Una vez la carne esté bien tierna, cuela el caldo y resérvalo.
Calienta un poco de aceite de oliva en una cazuela y rehoga en ella la harina. Cuando se haya disuelto bien, añade la leche sin cesar de remover, como si de una bechamel se tratara. Entonces, agrégale el caldo reservado y deja cocer a fuego muy suave hasta que espese la salsa.
Ahora mezcla en un bol las yemas de huevo con el zumo de limón y una cucharada de leche. Añadimos el resultado a la salsa.
Ya sólo nos queda incorporar la carne a la salsa obtenida, cocinar el conjunto durante 5 minutos y servir al momento.

 Trucos y Consejos

Puedes acompañar este plato con unas patatitas hervidas, e incluso con arroz blanco.

 Información Nutricional

La carne de ternera es un alimento altamente nutritivo, con elevado contenido en proteínas de gran valor biológico. También se caracteriza por su bajo contenido graso y por la alta presencia en su composición de hierro de fácil absorción, por lo que su consumo se recomienda especialmente a aquellas personas que padecen de anemia.
La salsa que acompaña a la carne aporta al plato un sabor delicioso y mucha jugosidad. No obstante, hay que tener en cuenta que los ingredientes empleados para su elaboración, como las yemas de huevo y la mantequilla, enriquecen el plato en grasa y colesterol. Las personas que tengan hipercolesterolemia, por tanto, no deben abusar del consumo de este tipo de platos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina