Corta el bizcocho con moldes de diferentes formas para conseguir los pastelitos más originales.
Para el bizcocho: 3 huevos, 1 sobre de levadura, 1 yogur natural, 3 vasos de yogur de harina, 2 vasos de yogur de azúcar, 1 vaso de yogur de aceite de girasol y mantequilla. Para la decoración: chocolate, crema pastelera, fideos de chocolate, nata montada, frutos secos, frutas del bosque, etc.
Calorías 162 kcal / 100gr
Proteína 12.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Si quieres sorprender a tus comensales con un postre dulce y variado, prepara estos bocaditos de bizcocho y seguro que aciertas.

 Así lo cocinamos

Separamos las yemas de las claras de huevo y montamos éstas últimas a punto de nieve.

Mezclamos las yemas con el azúcar, incorporamos después el yogur y el aceite y lo batimos todo hasta conseguir una masa homogénea. Añadimos la levadura y la harina tamizada y, cuando esté todo bien integrado, sumamos las claras a punto de nieve, mezclando suavemente el conjunto para que no se bajen.

Engrasamos una bandeja con mantequilla, vertemos la masa del bizcocho de forma que quede bien plana y no demasiado alta. Horneamos a 170º durante 35 minutos, hasta conseguir un biscocho de unos 2 centímetros de altura. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Cortamos el bizcocho en cuadraditos y los vamos uniendo de dos en dos, rellenándolos con crema pastelera, cubriéndolos con chocolate fundido o decorándolos con virutas de chocolate, nata montada, frutos secos, etc. Hasta conseguir los pastelitos que queramos.

 Trucos y Consejos

Corta el bizcocho con moldes de diferentes formas para conseguir los pastelitos más originales.

 Información Nutricional

Los ingredientes empleados para hacer este postre son altamente calóricos, por lo que habrá que moderar su consumo. Aún así, un bizcocho casero siempre será más nutritivo y saludable que uno industrial, al no llevar aditivos ni conservantes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina