El bonito, al igual que todo pescado azul, es una buena fuente de proteínas y ácidos grasos Omega-3, los cuales nos protegen contra las enfermedades cardiovasculares
1 pieza de 1 kg. de lomo de bonito
4 tomates
1 lata de pimientos del piquillo
8 pimientos de Padrón
1 cebolleta
aceite de oliva
pimienta negra recién molida y sal
Calorías 134 kcal / 100gr
Proteína 24.8 gr / 100gr
Grasa 4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La primera propuesta que os hacemos hoy es un estupendo lomo de bonito asado al horno. Como acompañamiento vamos a preparar un sofrito de tomate y pimientos del piquillo, que le van a proporcionar al plato mucho color y jugosidad.

Bonito asado con sofrito de tomate y pimientos del piquillo

 Así lo cocinamos

Salpimenta el lomo de bonito y márcalo por todas sus caras en una plancha o sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva. Una vez quede bien dorado, introdúcelo en el horno, precalentado a 180ºC, durante 20 minutos.
Mientras se termina de cocinar el bonito, prepara el sofrito. Corta la cebolleta en juliana y sofríela en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva. Cuando ésta esté bien pochada, añade los tomates cortados en daditos junto con los pimientos del piquillo cortados en tiras. Deja cocinar a fuego suave hasta que el sofrito esté listo. Si estuviese un poco ácido, añade una pizca de azúcar.
Presenta el bonito asado y cortado en rodajas gruesas sobre el sofrito de tomate y piquillos.
Para terminar, acompañamos con unos pimientos de Padrón fritos.

 Trucos y Consejos

Procura no asar demasiado el bonito, pues éste es un pescado que suele quedar bastante seco.

 Información Nutricional

El bonito, al igual que todo pescado azul, es una buena fuente de proteínas y ácidos grasos Omega-3, los cuales nos protegen contra las enfermedades cardiovasculares. El aceite también aporta grasas que, aunque distintas al Omega-3, son igualmente beneficiosas para la salud.
Por otra parte, el sofrito de tomate y piquillos le va a conferir a la receta color, jugosidad y sustancias de acción antioxidantes, como el licopeno, que se asimila mejor en el tomate cocinado que en el crudo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina