La cebolla y el tomate, además de aportar jugosidad al plato, van a enriquecerlo con una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante
1 kg. de brócoli
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de ajo laminado
500 gr. de patata
400 gr. de tomates pequeños
300 gr. de queso mozzarella
3 huevos
1 cebolla
sal
pimienta
orégano
125 ml. de nata líquida.
Calorías 33 kcal / 100gr
Proteína 3.5 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.6 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este plato de brócoli gratinado, además de ser nutricionalmente muy completo, supone una divertida manera de ofrecer verduras a los más pequeños, que no suelen hacer demasiadas migas con este vegetal.

Brócoli gratinado con puré de patata y tomate

 Así lo cocinamos

Limpia el brócoli antes de cocerlo en agua hirviendo con sal durante 20 minutos. Una vez tierno, escúrrelo, córtalo por la mitad y colócalo en una cazuela de barro embadurnada con aceite.
Pica la cebolla muy fina y saltéala en una sartén caliente con poco aceite hasta que quede bien pochada.
Pela las patatas y cuécelas en agua hirviendo con sal durante 25 minutos. Una vez cocidas, escúrrelas y pásalas por el pasapurés hasta formar un puré consistente.
Lava los tomates y trocéalos.
Ralla el queso mozzarella.
En la cazuela de barro donde se ha colocado el brécol, añade una capa de puré de patatas, la cebollita, una capa de tomates y por último, el queso.
Bate los huevos con la nata líquida, sazona con sal y pimienta, y vierte el resultado encima de todas las capas formadas. Espolvorea con orégano.
Calienta el horno a 175° e introduce la fuente durante 20 minutos. Sirve caliente.

 Trucos y Consejos

Si lo deseas, puedes sustituir el batido de nata por una bechamel ligera, que también va genial con el brócoli.

 Información Nutricional

El brócoli pertenece a la familia de las crucíferas, que tienen un olor característico debido a su contenido en compuestos sulfurados. Se ha comprobado que dichas sustancias reducen considerablemente el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, por lo que es muy recomendable su consumo habitual.
Al igual que todas las verduras, el brócoli posee un valor energético muy bajo. Es también una gran fuente de fibra, y contiene vitamina C, ácido fólico y betacarotenos, éstos últimos con propiedades antioxidantes.
En esta receta encontramos también cebolla y tomate, dos ingredientes que además de aportar jugosidad al plato van a enriquecerlo con una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante.
La patata, por su parte, nos proporcionará gran cantidad de hidratos de carbono complejos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina