Al sacarlos de la sartén, coloca los buñuelos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite de la fritura.
½ kg. de bacalao
¼ kg. de harina
1 vaso de leche
1 huevo
8 grs. de levadura en polvo
1 diente de ajo
perejil
aceite de oliva y sal
Calorías 315 kcal / 100gr
Proteína 75 gr / 100gr
Grasa 1.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Entre las recetas más tradicionales de nuestra gastronomía se encuentra ésta de buñuelos de bacalao, con la que conseguirás preparar unos bocados exquisitos.

Buñuelos de bacalao

 Así lo cocinamos

Desalamos el bacalao para confeccionar los buñuelos y lo cocemos durante cinco minutos. Lo escurrimos y lo desmenuzamos. Reservamos.

En una fuente mezclamos la harina con la leche, el huevo, la levadura, el bacalao desmigado, el diente de ajo muy picado, el perejil y un poco de sal. Amasamos bien y dejamos reposar durante 40 minutos.

Pasado este tiempo, con ayuda de una cuchara vamos tomando porciones de la masa que freímos en una sartén con aceite de oliva muy caliente, hasta que se doren. Servimos inmediatamente.

 Trucos y Consejos

Al sacarlos de la sartén, coloca los buñuelos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite de la fritura.

 Información Nutricional

La harina es extraída del grano de trigo. Un grano de trigo se compone en su parte externa por la cáscara, o lo que conocemos con el nombre de salvado de trigo, que equivaldría a entre un 13 y un 18 por ciento del trigo. Dentro está el germen, que es la parte donde se realiza la reproducción del grano y que supone alrededor del 2 al 3 por ciento del total. El resto, entre el 65 y el 70 por ciento son almidones y proteínas, como la gliadina y la gluteína. Otros componentes como la celulosa, grasas y azúcar apenas alcanzan el 4 por ciento.

Existen diversas variedades de trigo. Los hay duros, caracterizados por su alto contenido en proteínas y bajo en agua y son utilizados para la producción de pastas; semiduros, que se utilizan principalmente para la fabricación de pan; y blandos, muy ricos en almidón y poca materia proteica, utilizados para la fabricación de galletas, pasteles, etc.

Entre las propiedades nutricionales de la harina de trigo cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes: hierro, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio, sodio, vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, E, K y fósforo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina