Acompaña estos buñuelos con una ensalada de espinacas o con unas patatas paja.
600 gr. de cordero
300 gr. de crema de queso
9 yemas de huevo
200 gr. de harina
levadura
aceite de oliva
sal y pimienta.
Calorías 178 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 11.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

El plato que preparamos hoy presenta una combinación perfecta de sabores gracias a la mezcla de un suave queso con el cordero.

Buñuelos de cordero y queso

 Así lo cocinamos

Mezclamos las yemas con el queso. Añadimos la harina y una cucharadita de levadura. Amasamos muy bien. Extendemos la masa y la cortamos en trocitos. Salpimentamos la carne de cordero al gusto y la cortamos en trozos pequeños. Colocamos un trozo de carne dentro de cada trocito de masa. Freímos en aceite muy caliente. Retiramos y colocamos sobre papel absorbente para retirarle el exceso de grasa y ¡a comer!

 Trucos y Consejos

Acompaña estos buñuelos con una ensalada de espinacas o con unas patatas paja.

 Información Nutricional

La carne de cordero es rica en ácidos grasos saturados, y ello hace que sea una de las carnes más jugosas y sabrosas. El cordero aporta además proteínas de buena calidad, hierro y minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio. Pero eso sí, debe ser consumido con precaución por las personas con problemas cardiovasculares. El queso aportará grasas y algo de calcio.
Hay que tener en cuenta que los ingredientes empleados en la masa y el modo de cocinarlo, la fritura, aumentarán el contenido calórico del plato.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina