El calabacín, ingrediente estrella de esta receta, es una excelente fuente de diferentes vitaminas y minerales, así como de sustancias con acción antioxidante
2 calabacines
1 cebolla
200 gr. de bacon
2 dientes de ajo
2 tomates maduros
aceite de oliva
sal
pimienta negra y perejil fresco picado.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 1.8 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Estas rodajas de calabacín con tomate y bacon suponen un original y sabroso aperitivo, ideal para ofrecer a tus invitados. Además, esta receta se prepara en pocos minutos, y sin embargo el resultado es realmente exquisito.

 Así lo cocinamos

En primer lugar, lavamos bien los calabacines bajo el grifo. Ahora elimina los extremos y córtalos en rodajas de unos dos centímetros de grosor.
Colocamos las rodajas de calabacín salpimentadas en una cazuela con un poco de aceite de oliva, ponemos la tapadera y cocinamos las rodajas por ambas caras, hasta que queden tiernas.
Mientras se terminan de cocinar las rodajas de calabacín, corta la cebolla en juliana y sofríela en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez la cebolla se encuentre bien pochada, añade el bacon cortado en tiras. Rehoga el conjunto durante un par de minutos y agrega el tomate cortado en gajos y sin semillas con el ajo picado. Seguimos rehogando hasta que nuestro sofrito quede bien cocinado.
Coloca sobre cada rodaja de calabacín una cucharada generosa del sofrito que acabamos de elaborar y espolvoreamos con perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

El calabacín contiene mucha agua, por lo que al tapar la cazuela éste se cocinará gracias al vapor que se generará por dicha agua de constitución. De igual manera, y si lo prefieres, también puedes cocinar las rodajas de calabacín en el horno.

 Información Nutricional

El calabacín, ingrediente estrella de esta receta, es una excelente fuente de diferentes vitaminas y minerales, así como de sustancias con acción antioxidante. Está compuesto sobre todo por agua e hidratos de carbono y su consumo supone un aporte moderado de fibra. En cuanto a vitaminas, destaca la presencia de folatos y, si bien aporta pequeñas cantidades de vitamina C. Respecto a su contenido de minerales, destaca su aporte de potasio y pequeñas cantidades de magnesio y fósforo. Además, es un alimento fácil de digerir y con un ligero efecto laxante.
El bacon por su parte, va a aportar grasa y colesterol al plato, por lo que esta receta no esta indicada para aquellas personas que tengan niveles de colesterol y triglicéridos elevados en sangre.
En cuanto al tomate y la cebolla del sofrito, además de aportar mucha jugosidad al plato, van a enriquecerlo con una importante cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, como el licopeno, pigmento que le confiere al tomate su característico color rojo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina