El protagonista de esta receta es el calamar, un cefalópodo rico en proteínas y con un contenido en grasa muy bajo
2 calamares medianos
1 repollo de 1 kg.
2 patatas medianas
2 dientes de ajo
1 guindilla seca
100 gr. de jamón serrano cortado en daditos
perejil fresco
aceite de oliva y sal.

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os cocinamos unos sabrosos calamares a la plancha con repollo y patata. Es un plato muy sabroso, y resulta una manera diferente de presentar los calamares a la plancha.

 Así lo cocinamos

Limpia el repollo, córtalo en tiras y cuécelo en una olla a presión durante 10 minutos. Una vez cocido, escúrrelo bien y resérvalo.
Pica los dientes de ajo y sofríelos junto con la guindilla en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, incorpora el repollo y el jamón en daditos, añade una pizca de sal y rehógalo a fuego medio durante 5 minutos.
Las patatas las lavaremos bien y las cortaremos en rodajas de medio centímetro aproximadamente (con piel). Ahora colocamos las rodajas de patata en una bandeja y las cubrimos con aceite de oliva para confitarlas en el horno, a 100 ºC, hasta que queden tiernas. Una vez confitadas, las escurrimos y reservamos.
Ahora lava bien los calamares bajo el grifo, sécalos bien y cocínalos a la plancha o en una sartén antiadherente muy caliente con unas gotas de aceite de oliva. Cuando estén bien dorados por ambas caras, los retiramos y reservamos.
Coloca una cama del repollo rehogado con el jamón. Sobre éste disponemos dos rodajas de patata confitada y, por último, colocamos un calamar a la plancha.
Ya sólo nos queda espolvorear con un buen puñado de perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

Si lo deseas, puedes sustituir los calamares por “puntillitas”.

 Información Nutricional

El protagonista de esta receta es el calamar, un cefalópodo rico en proteínas y con un contenido en grasa muy bajo. Además, la mayor parte de esta grasa es omega 3, a la cual se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. En cambio, se ha de tener en cuenta que muestran una concentración de colesterol nada despreciable, cercana a los 300 mg. por cada 100 gr. de este alimento, es decir, la cantidad máxima diaria recomendada en una dieta saludable. Por su contenido en purinas, los calamares están contraindicados en caso de hiperuricemia (gota).

El repollo, por su parte, es una verdura perteneciente a la familia de las coles, cuyas propiedades nutricionales lo hacen especialmente recomendable para incluir en cualquier tipo de dieta. Este vegetal es muy rico en sustancias sulfuradas con acción antioxidante, las cuales le confieren ese olor tan característico. Su consumo ayuda a reducir el riego de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina