Por su contenido en purinas, los calamares están contraindicados en caso de padecer gota
4 calamares medianos
1 calabacín
1 berenjena
2 zanahorias
1 pimiento verde
200 gr. de arroz cocido
salsa de tomate casera
aceite de oliva y sal.
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Estos calamares rellenos son una estupenda y rica alternativa a los clásicos calamares en su tinta. Son algo entretenidos de preparar, pero el resultado bien merece la pena.

 Así lo cocinamos

Comenzamos la receta limpiando el calamar: Tira de la cabeza del calamar (con ella saldrán todas las vísceras) y reserva los tentáculos. Retira la piel negruzca que recubre el calamar, la pluma interior y dale la vuelta al cuerpo (como si de un calcetín se tratara) para lavarlo también por dentro.
Sofríe los tentáculos y las aletas del calamar, todo ello bien picado, en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez esté bien dorado, incorpora las verduras picadas y rehoga el conjunto. Cuando las verduras estén bien pochadas, añade el arroz cocido y remueve bien para que este último se impregne bien de todos los sabores. Retira del fuego y deja enfriar.
Rellena el con el sofrito anterior, ciérralo con un palillo y dóralo en una sartén muy caliente con unas gotas de aceite de oliva. Ya sólo nos queda guisar el calamar en una cazuela con salsa de tomate casera, hasta que quede tierno.
Corta el calamar por la mitad y sírvelo acompañado por la salsa de tomate.

 Trucos y Consejos

No tires la bolsa de tinta que contiene el calamar, te servirá para otras preparaciones, como por ejemplo un arroz negro.

 Información Nutricional

El protagonista indiscutible de esta receta es el calamar, un cefalópodo rico en proteínas y con un contenido en grasa muy bajo. Además, la mayor parte de esta grasa es omega 3, a la cual se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. En cambio, se ha de tener en cuenta que muestran una concentración de colesterol nada despreciable, cercana a los 300 mg. por cada 100 gr. de este alimento, es decir, la cantidad máxima diaria recomendada en una dieta saludable. Por su contenido en purinas, los calamares están contraindicados en caso de hiperuricemia (gota).
En esta receta hemos rellenado el calamar con verduras y arroz. Las primeras van a enriquecer el plato con una importante cantidad de vitaminas, fibra, minerales y sustancias de acción antioxidante, mientras que el arroz aportará hidratos de carbono complejos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina