Con esta receta en la que se incluyen elementos vegetales, el cordero resulta especialmente jugoso
½ pierna y una paletilla de cordero troceadas
50 gr. de almendra molida
100 gr. de hígado de cordero
1 cebolla pequeña
2 tomates medianos
2 pimientos verdes
2 dientes de ajos
aceite de oliva virgen
½ litro de vino blanco
un huevo cocido
pimentón dulce
sal y agua.
Calorías 178 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 11.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

El cordero es una de las carnes más sabrosas y empleadas en la cocina tradicional española. Esta receta de caldereta de cordero es sencilla y respeta el intenso sabor de esta carne.
Existen numerosas versiones de este popular plato. Nosotros os ofrecemos la receta tradicional. Esperamos que os guste!

Caldereta de cordero

 Así lo cocinamos

Retira toda la grasa que pueda del cordero, sálalo y resérvalo.
Ahora trocea la hortalizas, es decir, el tomate los pimientos y las cebollas. Sofríelas en una cazuela junto con los ajos, el pimentón dulce y un buen chorreón de aceite de oliva.
Cuando las verduras estén bien pochadas, añade el cordero troceado y, una vez dorado, vierte el vino blanco. Cocina a fuego suave.
Mientras, sofríe el hígado troceado en una sartén con aceite. Una vez listo, tritúralo con la batidora junto con las almendras y la yema del huevo cocido.
Cuando el vino de la cazuela se haya casi consumido, añade un par de vaso de agua y deja reducir hasta que el caldo vuelva a reducirse.
Agregamos entonces la picada de hígado, almendras y yema para dejar hervir durante 5 minutos.
Rectifica de sal si fuera necesario.

 Trucos y Consejos

Debes vigilar que no se queme el pimentón, pues daría un sabor amargo a nuestra caldereta, pudiendo estropearla. Para ello, no lo añadas a la cazuela hasta que hayas incorporado el líquido.

 Información Nutricional

El cordero es una de las carnes que más grasa contiene, aunque no es de las más consumidas debido a su elevado precio y a su característico sabor.
Con esta receta en la que se incluyen elementos vegetales, el cordero resulta especialmente jugoso. Es un plato rico en proteínas de calidad, hierro de fácil absorción, vitaminas del grupo B y en otros minerales como el potasio, que procede de las verduras. Estas también aportan fibra que mejora el tránsito intestinal.
Para quienes por motivos de salud tienen que controlar la grasa o las calorías de su dieta esta receta no es aconsejable, tampoco para aquellas personas con hiperuricemia, gota o cálculos renales de ácido úrico ya que tanto el músculo como el hígado de cordero tienen un contenido alto en purinas, que son transformadas por el organismo en este ácido, empeorando así la situación clínica.
Si se sirve el plato con un abundante acompañamiento hidrocarbonado como podría ser un aromático arroz blanco, una ensalada y una fruta del tiempo como postre, la comida resultaría perfectamente equilibrada.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina