Una vez finalizada la cocción, deja reposar el caldo con todos los ingredientes durante un tiempo, para que tome bien todos los sabores.
5 l. de agua
1 hueso de jamón
1 cebolla
1 zanahoria
1 tomate pequeño
1 puerro
1 trozo de apio
perejil y sal
Calorías 40 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 7 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este caldo de verduras podemos utilizarlo como plato único, para servirlo como entrante, o podemos emplearlo como base para elaborar otras recetas.

Caldo de verduras

 Así lo cocinamos

En una olla ponemos todos los ingredientes para el caldo de verduras en crudo.

Dejamos cocer a fuego lento durante una hora.

Apartamos y tamizamos en un chino. Servimos el caldo de verduras caliente.

 Trucos y Consejos

Una vez finalizada la cocción, deja reposar el caldo con todos los ingredientes durante un tiempo, para que tome bien todos los sabores.

 Información Nutricional

El puerro favorece la formación de glóbulos rojos y blancos y ayuda a tratar infecciones intestinales, a controlar trastornos tales como la diarrea, flatulencias y enfermedades intestinales, también a tratar el estreñimiento, por su riqueza en taninos, que le confieren un efecto ligero laxante, prevenir enfermedades como hemorroides, angina de pecho, infartos de miocardio, arteriosclerosis, varices, la aparición de coágulos sanguíneos, reducción del colesterol malo y de triglicéridos en sangre. Aumenta el deseo sexual. Evita la aparición de canas prematuras y protege a la piel de los rayos del sol. Tiene propiedades remineralizantes y alcalinizantes, por lo que son adecuados en casos de artrosis.

Tiene muy pocas calorías, por o que es un alimento muy recomendado para las personas que desean bajar el peso.

El puerro resulta eficaz contra deficiencias de vitamina C, al poseer hierro y folatos, contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico al intervenir en la producción de glóbulos rojos y blancos, formación de huesos, dientes y al ser antioxidante, bloquea el efecto dañino de los radicales libres que alteran las células, lo que puede producir diferentes tipos de cánceres.

Igualmente, funciona como expectorante en las vías respiratorias, lo que resulta beneficioso en los casos de catarros y bronquitis.

Además, es muy adecuado en la dieta de la mujer embarazada, por su alto contenido en folatos, los cuales contribuyen a un correcto desarrollo del tubo neural del feto.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina