En la col destaca su contenido en compuestos sulfurados que le dan el olor característico
370 gr. de col verde rizada
1 cebolla
2 dientes de ajo
4 cucharadas de aceite de oliva
500 gr. patatas viejas
150 gr. chorizo ahumado
sal
pimienta negra recién molida.
Calorías 77 kcal / 100gr
Proteína 1.7 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 16 gr / 100gr
Índice glucémico 65

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El caldo verde es considerado por muchos lusitanos el plato nacional por excelencia. Se elabora mayormente en el norte de Portugal y es un plato que se degusta durante todo el año.

Caldo verde

 Así lo cocinamos

Lava las hojas de col muy bien y córtalas en juliana.
La cebolla la picaremos junto con los ajos para sofreír el conjunto en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada, agrega las patatas peladas y cortadas en rodajas más o menos gruesas.
Añade agua hasta cubrir las patatas y deja cocer a fuego suave hasta que las patatas estén cocidas (unos 25 minutos).
Mientras terminan de cocerse las patatas, fríe el chorizo en rodajas en una sartén. Escurre el exceso de grasa y agrega el chorizo a la sopa.
Salpimenta y añade la col cortada en juliana. Cocemos durante 5 minutos a fuego muy suave.

 Trucos y Consejos

Para maridar este plato no hay nada mejor que un “vinho verde”, afrutado y fresco.

 Información Nutricional

Las patatas guisadas son un modo diferente de consumir estos populares tubérculos, ya que en la mayor parte de los casos se cocinan fritas o en puré. Además, las patatas normalmente sirven como acompañamiento o guarnición de otros alimentos, mientras que en este caso constituyen el ingrediente principal de la receta. Las patatas son ricas en hidratos de carbono complejos, y el chorizo y la cebolla, sus principales acompañantes, son fuente de grasas y vitaminas y minerales, respectivamente.
La col aporta muy pocas calorías, a expensas de los hidratos de carbono. Destaca su contenido en compuestos sulfurados que le dan el olor característico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina