En el sofrito final puedes añadir también unas rodajas de chorizo y morcilla si quieres dar aún más sabor a esta receta.
Para 4 personas: 4 lomos de bacalao desalado, 8 dientes de ajo, aceite de oliva, 1/2 Kg. Callos enteros, 1/2 morro de ternera deshuesado, 1 punta de jamón, 100 gr. de jamón ibérico, 3 cebollas, laurel, pimienta negra en grano, pimentón dulce, harina, 2 zanahorias, 1 tomate, y 1 guindilla, Agua y sal, al gusto.
Calorías 134 kcal / 100gr
Proteína 14.8 gr / 100gr
Grasa 8.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy nos atrevemos con un guiso idóneo para poner a prueba a las manos más expertas entre los fogones.

 Así lo cocinamos

Vamos a preparar en primer lugar el bacalao confitado: En una sartén con abundante aceite, pon los dientes de ajos pelados pero enteros y deja que se tuesten. Retira los ajos. Corta los lomos de bacalao por la mitad e introdúcelos en el aceite a fuego medio, no demasiado fuerte. Se deja en el aceite hasta que se haga.
Ahora le toca el turno a los callos: Corta los callos en cuadraditos pequeños. Baña el morro en sal harina y vinagre y lávalo 2 o 3 veces con agua fría. Una vez limpio, mételo en una olla con agua y un limón exprimido a fuego medio hasta que hierva. Retira el morro y enfríalo con agua. En una olla (preferiblemente a presión), añade las zanahoria, el tomate, una cebolla entera, un par de hojas de laurel, la punta de jamón y sala, al gusto. Agrega los callos y el morro y cúbrelos de agua.
Deja que se haga a fuego medio durante varias horas (si es en la olla a presión, tardará 1 hora y 10 minutos).
Ahora realiza el sofrito: pica dos cebollas, 4 dientes de ajo, el jamón y la guindilla. Cuando esté todo sofrito, retira del fuego y añade una cucharadita de pimentón dulce. Remueve.
Una vez cocidos los callos los añadimos al sofrito, así como el morro y un poco del agua de cocción. Mezcla todo. Saca el bacalao del aceite y añádelo. Deja cocer unos minutos y ¡listo! Decora el plato con un poco de perejil.

 Trucos y Consejos

En el sofrito final puedes añadir también unas rodajas de chorizo y morcilla si quieres dar aún más sabor a esta receta.

 Información Nutricional

Los callos de ternera son ricos en hierro y en vitamina B5, por lo que es un alimento idóneo para aquellas personas que desarrollan una intensa actividad física y las que quieren controlar los niveles de colesterol.
Por su parte, el bacalao es un pescado blanco y, como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso y por ser una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico. Las verduras aportarán al guiso vitaminas y antioxidantes y el aceite de oliva usado completará las recetas con grasas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina