Los mejillones son muy ricos en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia
½ kg. de mejillones
12 huevos de codorniz
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 tomate rojo
1 cebolleta
2 pepinillos en vinagre
perejil
aceite de oliva virgen
vinagre de cava
sal y una barra de pan.
Calorías 68 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.3 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

La primera receta que os proponemos hoy son unos canapés de mejillones y huevo de codorniz. Servidos bien fríos, resultan un aperitivo muy agradable y refrescante, sobre todo ahora que comienza a apretar el calor.

 Así lo cocinamos

Limpia los mejillones de barbas e incrustaciones. Ahora introdúcelos en una cazuela con un chorrito de agua, tápalos y espera a que se abran todos. Una vez cocidos, separa la carne de las valvas.
Pica los pimientos, el tomate, la cebolleta y los pepinillos, todo ello en daditos muy pequeños. Aliña este picadillo con aceite de oliva, vinagre, sal y perejil picado. Reserva en el frigorífico.
Los huevos de codorniz los escalfaremos en una cazuela con agua y vinagre. Una vez se haya cuajado la clara, escurriremos y enfriaremos en agua con hielo.
Corta la barra de pan en rebanaditas muy finas, las cuales tostaremos en el horno.
Para la presentación de estos canapés, nosotros hemos empleado unas cucharas orientales: Coloca un mejillón en la base de la cuchara, el cual cubriremos con el aliñito de verduras. Por último, colocamos el huevo de codorniz escalfado y una rebanadita de pan tostado cortada en tiras.

 Trucos y Consejos

Es fundamental que el aliño, una vez preparado, repose en el frigorífico durante al menos una hora. Así los sabores se asentarán y el canapé quedará mucho más rico.

 Información Nutricional

Los mejillones son muy ricos en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia.
Contienen muy pocas calorías, lo cual hace que puedan incluirse perfectamente en dietas de control de peso. También aportan minerales como el yodo, calcio, fósforo y potasio.
Aquellas personas que padezcan de hipertensión o hipercolesterolemia deberán moderar su consumo, pues este marisco es muy rico en sodio y colesterol.
Los huevos de codorniz complementan la receta con su aporte de proteínas animales y de grasa, mientras que las hortalizas del aliño enriquecerán el plato con una importante cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina