El perfil proteico del plato está perfectamente conjugado con las proteínas de la pasta y las de la carne de alto valor biológico
16 placas de canelones Para el relleno: 150 gr. de carne de ternera picada, 500 gr. de salsa de tomate, 1 cebolla, aceite de oliva, nuez moscada, unas hojas de albahaca, sal y pimienta. Para la salsa bechamel: 1 litro de leche, 25 gr. de mantequilla, 50 gr. de harina, ½ cebolla, sal y pimienta blanca molida.
Calorías 346 kcal / 100gr
Proteína 11.9 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 74.8 gr / 100gr
Índice glucémico 75

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los canelones son considerados como uno de los platos preferidos por muchos segmentos de población, especialmente por el infantil. Entra perfectamente dentro de la conocida dieta mediterránea y constituye un plato muy completo desde el punto de vista nutricional.

Canelones a la boloñesa

 Así lo cocinamos

En primer lugar, vamos a poner al fuego una olla con abundante agua y sal.
Una vez entre en ebullición el agua, introduciremos las placas de canelones y las coceremos hasta que estén “al dente”.

La salsa boloñesa: Cortamos la cebolla muy fina y la pochamos con un poco de aceite. Una vez pochada, añadimos la carne picada y la rehogamos junto con la cebolla. Condimentamos con pimienta negra, nuez moscada y sal. Añadimos ahora la salsa de tomate, cocinamos a fuego suave durante 10  minutos y retiramos del fuego.

La salsa bechamel: Vierte la leche en un cazo y ponla a calentar. Mientras, funde la mantequilla en una cazuela, añade la cebolla picada y una pizca de sal. Una vez tengas la cebolla bien pochada, añade la harina y rehógala durante un par de minutos. Ve incorporando ahora la leche caliente poco a poco, siempre sin dejar de remover con la varilla. Salpimenta y cocina la salsa a fuego suave durante 15 minutos, sin dejar de remover.

Extiende las placas de pasta sobre paños de cocina limpios. Dispón un par de cucharadas del relleno y enrolla con el fin de obtener un cilindro relleno de boloñesa.
Coloca los canelones rellenos en una placa de horno, salséalos con la bechamel y, por último, espolvorea con queso Emmental rallado.
Introduce en el horno y gratina hasta que la superficie quede bien dorada y el queso se haya fundido.

 Trucos y Consejos

Para evitar que la pasta quede adherida al fondo de la bandeja de horno, engrasa ésta con un poco de aceite de oliva.

 Información Nutricional

Los canelones son una variedad de pasta rellena que presenta tantas posibilidades en la cocina como alimentos queramos emplear para su relleno. En este caso los hemos rellenado con una boloñesa.
Hemos de tener en cuenta que uno de los ingredientes fundamentales de los canelones es la salsa bechamel y la presentación de los canelones se completa con queso, por lo que conviene no abusar de su consumo, sobretodo si se padecen problemas de exceso de peso o se presentan niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre.
La pasta aporta esencialmente los hidratos de carbono complejos, el almidón representa la fracción mayoritaria de este alimento lo que hace que tenga un valor energético alto.
El perfil proteico del plato está perfectamente conjugado con las proteínas de la pasta y las de la carne de alto valor biológico.
Todo ello hace que este plato sea muy completo y que junto a una ensalada y una pieza de fruta de postre, resulte una comida perfectamente equilibrada.

Datos nutricionales de la pasta para canelones:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina