Los canelones son una variedad de pasta rellena que presenta tantas posibilidades en la cocina como alimentos queramos emplear para su relleno
300 gr. de espinacas frescas
2 latas de atún en aceite
200 gr. de queso de Burgos
1 cebolla
200 gr. de queso azul
200 ml. de nata para cocinar y 16 placas de canelones.
Calorías 346 kcal / 100gr
Proteína 11.9 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 74.8 gr / 100gr
Índice glucémico 75

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los canelones son considerados como uno de los platos preferidos por muchos segmentos de población, especialmente por el infantil. Esta receta entra perfectamente dentro de la conocida dieta mediterránea y constituye un plato muy completo desde el punto de vista nutricional.

Canelones de espinacas, atún y queso fresco

 Así lo cocinamos

En primer lugar, cuece las placas de pasta en una olla con abundante agua hirviendo y sal. Una vez estén “al dente”, las introduciremos en agua con hielo, escurriremos y depositaremos sobre un paño de cocina limpio y seco.
Pica la cebolla y rehógala en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez esté bien pochada, añade las espinacas bien lavadas y escurridas. Rehoga el conjunto hasta que las espinacas pierdan su rigidez. Entonces, añade el atún desmigado y bien escurrido de aceite. A continuación, incorpora el queso de Burgos en dados. Remueve, apaga el fuego y deja enfriar.
Para la salsa de queso, vierte la nata líquida en un cazo. Cuando ésta se encuentre bien caliente, agrega el queso azul y remueve sin parar hasta obtener una salsa homogénea y con cierta consistencia.
Coloca un par de cucharadas del relleno de espinacas sobre cada placa de pasta. Ahora enrolla hasta conseguir los canelones.
Dispón los canelones en una fuente de horno para darles un golpe de calor.
Para finalizar, cubrimos la pasta con la salsa de queso azul.

 Trucos y Consejos

Puedes espolvorear los canelones con queso rallado y gratinar durante 5 minutos. De este modo le daremos al plato un toque dorado y más apetitoso.

 Información Nutricional

Los canelones son una variedad de pasta rellena que presenta tantas posibilidades en la cocina como alimentos queramos emplear para su relleno. En este caso los hemos rellenado con espinacas, atún en aceite y queso fresco.
Las espinacas son una estupenda fuente de diferentes vitaminas y minerales, entre los que destaca el calcio y el magnesio. Además, aportan sustancias con acción antioxidante que desempeñan funciones muy beneficiosas para la salud.
En cuanto al atún y el queso, van a enriquecer el plato con una importante cantidad de proteínas de alto valor biológico.
Para salsear estos canelones hemos preparado una salsa de queso azul, la cual hemos cocinado con una base de nata. Ésta, junto con el queso, va a aportar grasa a la receta, por lo que el contenido calórico del plato se va a ver incrementado notablemente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina