También podemos añadir un poco de salsa de tomate a los canelones antes de gratinarlos y un poco de queso rallado encima de la bechamel.
16 placas de pasta para canelones, 125 gr. de requesón, 300 gr. de espinacas, 25 gr. de queso parmesano, 25 gr. de mozzarella, 1 huevo, 50 ml. de nata para cocinar, 2 chalotas, 50 gr. de nueces peladas, mantequilla, aceite de oliva, pimienta y sal. Para la bechamel: 40 gr. de harina, 40 gr. de mantequilla, 1 l. de leche, sal, pimienta negra y nuez moscada.
Calorías 359 kcal / 100gr
Proteína 12.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 72.3 gr / 100gr
Índice glucémico 40

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Con este sencillo plato de pasta conseguirás unos canelones diferentes, con requesón y espinacas. Una opción para salir de los rellenos más tradicionales.

Canelones de requesón

 Así lo cocinamos

Picamos las nueces con un cuchillo, para que queden más finas.

Picamos también las chalotas y las pochamos en una sartén con un poco de aceite de oliva.

Pasados 5 minutos, añadimos las nueces y lo rehogamos todo. Unos 10 minutos después, añadimos las espinacas, que previamente habremos lavado y picado también.

Continuamos rehogando hasta que las espinacas reduzcan, salpimentamos al gusto y retiramos del fuego para que la mezcla se temple.

La ponemos en un bol y añadimos el huevo, la nata y el requesón. Lo trituramos con un tenedor y lo mezclamos todo bien. Añadimos también el parmesano y la mozzarella rallados.

Por otra parte, cocemos la pasta en agua hirviendo con sal, durante unos 10 minutos. Vamos retirando cada placa a medida que esté al dente y las enfriamos con agua fría.

Extendemos la pasta sobre la mesa de trabajo y la rellenamos con la mezcla de espinacas y queso, enrollando cada placa sobre sí misma para montar los canelones.

Por último, hacemos la bechamel derritiendo la mantequilla en un cazo. Cuando esté líquida, añadimos la harina y mezclamos con una varilla. Vamos añadiendo la leche, templada, poco a poco y sin parar de remover, para evitar que salgan grumos. Le ponemos una pizca de nuez moscada, pimienta y sal y continuamos la cocción hasta conseguir una salsa fina y cremosa.

Ponemos un poco de esta salsa sobre una fuente apta para horno, colocamos los canelones encima y los cubrimos todos con bechamel. Los gratinamos en el horno, hasta conseguir una capa dorada por encima.

 Trucos y Consejos

También podemos añadir un poco de salsa de tomate a los canelones antes de gratinarlos y un poco de queso rallado encima de la bechamel.

 Información Nutricional

Los canelones, al estar elaborados con pasta, son ricos en hidratos de carbono. En este caso los hemos rellenado con espinacas, requesón y nueces. Las primeras se caracterizan por su alto contenido en vitaminas y minerales como el magnesio y el calcio. Además, son ricas en antioxidantes.

El requesón suma proteínas al plato, mientras que las nueces aporta grasas insaturadas, fibra y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina