La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal
400 gr. de cardos
4 alcachofas
100 gr. de jamón ibérico en tiras
2 cucharadas de harina
1 diente de ajo
aceite de oliva y sal.
Calorías 17 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este plato, elaborado con cardos y alcachofas, es todo un acierto desde el punto de vista nutricional, pues nos va a aportar multitud de nutrientes, como vitaminas, proteínas, minerales y sustancias antioxidantes.

 Así lo cocinamos

Limpia las pencas de cardo, eliminando todas las hebras y pelándolas. Ahora córtalas en trozos de unos 5 cm. y ponlas a cocer en una olla con agua y una pizca de sal. Déjalos cocer hasta que estén blandos, escúrrelos y resérvalos.
Deshoja las alcachofas hasta quedarte únicamente con el corazón. Ahora córtalas en dos mitades y, con la ayuda de un cuchillo pequeño y afilado, retira las vellosidades internas que no resultan agradables a la hora de consumirlas. Una vez limpias, cuécelas en una olla con abundante agua y sal. Reserva parte del caldo de cocción.
Pica el diente de ajo y sofríelo en una cazuela junto con el jamón en tiras y un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, agrega la harina y remueve hasta que desaparezcan los grumos. Ahora añade dos vasos del caldo de cocer las alcachofas y los cardos. Una vez comience a hervir el cado, incorpora los cardos y las alcachofas ya cocidos. Deja cocer hasta que espese la salsa.

 Trucos y Consejos

Puedes añadirle un chorreoncito de vino blanco a la salsa, que le dará un toque muy agradable.

 Información Nutricional

La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol.
En cuanto a los cardos, están compuestos en su mayor parte por agua, y contienen una pequeña cantidad de hidratos de carbono, lo cual hace que su valor energético sea bastante bajo. Tienen un sabor ligeramente amargo, y ello se debe a la cinarina, una sustancia con ciertas propiedades terapéuticas, especialmente para el hígado. Además, son buena fuente de vitaminas y minerales, así como de sustancias con acción antioxidante, grandes aliadas de la salud.
El jamón, por su parte, va a enriquecer el plato con proteínas animales, de muy buena calidad biológica.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina