Este plato se puede servir solo o también como guarnición, acompañando carnes o pescados.
1 kg. de cardos
100 gr. de miga de pan
4 dientes de ajo
1 cucharada de pimentón dulce
½ cucharadita de cominos
aceite
vinagre y sal
Calorías 17 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los cardos son un alimento muy ligero y poco calórico que podemos consumir cocinado de diferentes formas. Aquí os dejamos una receta sencilla para prepararlos con mucho sabor.

Cardos

 Así lo cocinamos

Limpiamos los cardos y los ponemos a cocer hasta que estén tiernos.

Mientras, en un poco de aceite ponemos a freír el pan. Cuando esté dorado lo retiramos y en el mismo aceite freímos dos ajos enteros pero sin piel, hasta que doren.

En un mortero ponemos el pan frito, los dos dientes de ajo fritos y los dos dientes de ajo crudos. Añadimos sal y un chorreón de vinagre. Majamos muy bien y añadimos un poco de agua a la masa.

En una cazuela de barro, rehogamos los cardos con el mismo aceite que habíamos utilizado anteriormente, durante unos minutos.

Añadimos el pimentón, los cominos y la mezcla que tenemos en el mortero. Dejamos cocer durante 5 minutos. Servimos los cardos en la cazuela de barro.

 Trucos y Consejos

Este plato se puede servir solo o también como guarnición, acompañando carnes o pescados.

 Información Nutricional

El cardo es un vegetal que pertenece al grupo de las verduras frescas y que se caracteriza por tener una composición de sus valores nutritivos bastantes similares a los de la alcachofa.

Es un alimento muy bajo en calorías y, además, resulta muy bueno para las dietas, ya que no aporta casi hidratos de carbono.

Entre los hidratos de carbono que contiene se encuentra la inulina, una sustancia que no precisa la presencia de insulina para su metabolización en el organismo, por lo que es un alimento muy adecuado para personas que padecen diabetes mellitus.

Su ligero sabor amargo característico se lo debe a una sustancia llamada cinarina, que le confiere ciertas propiedades terapéuticas. Ejerce una notable acción protectora sobre el hígado: aumenta la secrección de bilis, contribuyendo a descongestionar el hígado.

Es una verdura no muy común, tiene un elevado contenido de agua, entre las propiedades nutricionales del cardo cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes: hierro, proteínas, calcio, fibra, potasio, vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7, C, D, K y fósforo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina