Añade una ramita de romero para aromatizar el plato.
1 carré de cordero deshuesado
1 cebolla
1 cabeza de ajos
4 tomates maduros
5 pimientos choriceros
150 ml. de vino blanco
2 cucharadas de pan rallado
1 manojito de ajetes tiernos
1 ramita de tomillo
perejil
aceite de oliva
pimienta y sal.
Calorías 266 kcal / 100gr
Proteína 26 gr / 100gr
Grasa 17.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

El carré o costillar de cordero es una pieza muy apreciada, ideal para presentar en tus comidas navideñas. En esta receta lo preparamos al chilindrón.

Carré de cordero al chilindrón

 Así lo cocinamos

Deshuesamos el carré de cordero y lo estiramos en forma de rectángulo.

En un bol ponemos la mitad de los ajos picados, perejil picado, tomillo, pan rallado y un chorrito de aceite y lo mezclamos todo bien.

Extendemos el carré y lo untamos con la mezcla anterior. Enrollamos la carne sobre sí misma y la atamos con hilo. Reservamos.

Ponemos los pimientos choriceros en remojo, para que se hidraten.

En una cacerola con el fondo de aceite de oliva, pochamos la cebolla y el resto de los ajos picados. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos los tomates pelados y picados. Rehogamos un par de minutos y añadimos el vino blanco. Cuando se evapore el alcohol, incorporamos la pulpa de los pimientos choriceros y continuamos rehogando 5 minutos más. Retiramos del fuego y reservamos.

Ahora salpimentamos el carré y lo doramos en una sartén con un poco de aceite. Lo ponemos en una bandeja de horno y lo asamos durante 10 minutos a 180 grados.

Pasado ese tiempo, lo sacamos del horno y lo cortamos en porciones. Lo servimos con una base de la salsa que habíamos preparado y lo decoramos con los ajetes salteados.

 Trucos y Consejos

Añade una ramita de romero para aromatizar el plato.

 Información Nutricional

La carne de cordero es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales. Además, esta carne destaca por su fácil digestibilidad.

Aunque el cordero es una de las carnes más grasas que hay, el asado es una técnica que no precisa un empleo de grasa excesivo, por lo que si vigilamos la cantidad de aceite utilizada, se puede conseguir un plato de moderado aporte energético.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina