Puedes pasar la salsa de las carrilleras por la batidora y quedará una crema más suave.
1/4 kg. de apio
1/2 kg. de nabos
100 ml. de leche
2 carrilleras de ternera
1/2 zanahoria
1/2 puerro
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
250 ml. de vino tinto
harina
aceite de oliva
pimienta y sal
al gusto.

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La carne es siempre una buena elección para las comidas especiales. La carrillera se trata además de una carne muy jugosa que hoy acompañamos con un saludable puré de apio y nabo.

 Así lo cocinamos

Preparamos primero el puré. Troceamos los apios y los nabos y los pasamos por una sartén con aceite de oliva. Salpimentamos al gusto. Dejamos que pochen bien y le añadimos un diente de ajo picado. Retiramos del fuego y pasamos por la batidora junto con la leche. Rectifica de sal y de leche y reserva el puré.
Ahora elaboramos las carrilleras: limpiamos las carrilleras y le retiramos los huesos (o bien lo pedimos en la carnicería). Pelamos y cortamos la zanahoria, el puerro, la cebolla y el otro diente de ajo. Las rehogamos con una pizca de aceite de oliva en una olla.
Mientras, enharinamos un poco las carrilleras y las freímos en otra sartén. Cuando pochen bien las verduras añadimos el vino tinto. Dejamos que se evapore el alcohol e introducimos entonces las carrilleras. Dejamos cocer hasta que la carne se ponga blanda y la salsa espese.

 Trucos y Consejos

Sirve las carrilleras acompañadas del puré y con un poco de su propia salsa.

 

 Información Nutricional

Puedes pasar la salsa de las carrilleras por la batidora y quedará una crema más suave.

Las carrilleras (o carrilladas) son una parte muy carnosa de la quijada de la ternera. Esta carne no está considerada como una de las partes más nobles, y, sin embargo, resultan un bocado muy tierno y jugoso. Por su parte, las verduras empleadas en el sofrito van a enriquecer la receta con una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, grandes aliadas de la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina