Esta carne no está considerada como una de las partes más nobles, y, sin embargo, resultan un bocado muy tierno y jugoso
4 carrilleras de ternera
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 pimiento rojo
1 zanahorias
2 puerros
1/2 litro de vino tinto
sal
pimienta
harina
aceite de oliva virgen
una cebolleta y 2 latas de pimientos del piquillo.
Calorías 22 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.8 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Las carrilleras son un bocado de lo más tierno y jugoso. Para disfrutar plenamente de este plato es fundamental tener a mano un buen trozo de pan con el que mojar en la salsa, la cual está tan rica que hasta puede robarle el protagonismo a las propias carrilleras.

 Así lo cocinamos

Limpia bien las verduras y córtalas para rehogarlas en una olla exprés con aceite de oliva (reserva la cebolleta para el emplatado). Mientras tanto, vamos enharinando las carillenas, las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva y las reservamos.
Una vez tengamos las verduras bien pochadas, añade el vino tinto, deja evaporar el alcohol e introduce las carrilleras. Cierra la olla exprés y deja cocinar durante 15-20 minutos a fuego mínimo.
Transcurrido ese tiempo, abre la olla y continúa con la cocción durante otros 10 minutos, hasta que la salsa haya adquirido algo de consistencia.
Emplatamos las carrilleras, las salseamos con su salsa y acompañamos con los pimientos del piquillo, los cuales habremos horneado previamente para calentarlos.
Por último, coloca unas tiras muy finas de cebolleta sobre las carrilleras.

 Trucos y Consejos

Puedes pasar la salsa por el chino para que quede más fina y suave.

 Información Nutricional

Las carrilleras (o carrilladas) son una parte muy carnosa de la quijada de la ternera. Esta carne no está considerada como una de las partes más nobles, y, sin embargo, resultan un bocado muy tierno y jugoso.
Por su parte, las verduras empleadas en el sofrito van a enriquecer la receta con una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, grandes aliadas de la salud.
Los pimientos del piquillo son una buena fuente de antioxidantes en forma de vitamina C y betacarotenos. Pueden resultar indigestos para las personas con el estómago delicado, que en función de su tolerancia, incluirán o no estos alimentos en su dieta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina