Las coles de Bruselas, al tener un elevado contenido en fibras, favorecen el tránsito intestinal
1 kg. de coles de Bruselas
½ kg. de caracoles limpios
100 gr. de arroz
1 cebolleta
2 dientes de ajo
1 zanahoria
1 hoja de laurel
200 gr. de salsa de tomate
100 ml. de vino blanco
aceite de oliva y sal.
Calorías 44 kcal / 100gr
Proteína 4.4 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Habituales en las barras de las tabernas, los caracoles cuentan con tantos detractores como adeptos. Hoy, aprovechando la temporada de estos moluscos gasterópodos, preparamos una sabrosa cazuela de coles de Bruselas con caracoles y arroz. Esperamos que os guste!

Cazuela de coles de Bruselas con caracoles y arroz

 Así lo cocinamos

Limpia las coles de Bruselas y hazles unos cortes en forma de cruz en la base. Ahora introdúcelas en agua hirviendo con sal. Cuando estén “al dente”, escúrrelas, enfríalas en agua con hielo, vuelve a escurrirlas y resérvalas. Reserva también el agua de la cocción.
Pica la cebolleta, la zanahoria y el ajo. Ahora sofríelo todo en una cazuela con un poco de aceite de oliva y la hoja de laurel. Cuando las verduras estén bien pochadas, añade a la cazuela los caracoles y rehoga el conjunto durante un par de minutos. Entonces, agrega la salsa de tomate, remueve y vierte el vino blanco. Una vez se haya evaporado el alcohol del vino, incorpora el arroz y rehoga durante unos instantes. Ahora añade un poco del caldo de los caracoles y otro poco de agua de cocción de las coles (en total, 300 gr. de líquido). Deja hervir suavemente durante 10 minutos, añadiendo más caldo si fuera necesario. Transcurridos los 10 minutos, añade las coles cocidas y sigue cociendo durante otros 5 minutos. El resultado debe ser un arroz cremoso. Espolvorea con perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

Conviene ir removiendo el arroz durante los 10 primeros minutos para que éste vaya soltando su almidón y ligue con el caldo, lo cual hará que consigamos un arroz bien cremoso.

 Información Nutricional

Las coles de Bruselas tienen un sabor muy especial y, cada vez más, se van incluyendo en numerosos platos de la gastronomía tradicional. Son ricas en vitamina C, folatos, provitamina A y vitaminas del grupo B. Son también gran fuente de minerales como el potasio, el fósforo y el magnesio. Al tener un elevado contenido en fibras, su consumo favorece el tránsito intestinal, por lo que están especialmente indicadas para casos de estreñimiento, si bien debe tenerse en cuenta que pueden resultar flatulentas.
En esta receta cocinamos las coles de Bruselas con caracoles, que van a enriquecer nuestro plato con proteínas. Además, como su contenido en grasa es escaso, el valor energético que aportan los caracoles es bajo. Entre los minerales que proporcionan destacan el hierro, el calcio, el zinc y el magnesio. De las vitaminas la más importante es la niacina.
Por su parte, el arroz aportará a la receta con hidratos de carbono complejos.
 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina