Una combinación tan tradicional como sabrosa
Ingredientes (para 4 personas): 1.250 gr. de rape
300 gr. de gambas o langostinos pelados
1 cebolla grande
3 dientes de ajo
2 cucharadas de harina
Pimienta negra
sal
3 hojas de laurel
perejil
4 huevos
1 copa de Manzanilla
aceite de oliva
Calorías 162 kcal / 100gr
Proteína 12.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Limpiamos el rape. Acto seguido, troceamos la cola y sacamos la carrillada y la ventresca. El resto de la cabeza y espinas lo hervimos con una hoja de laurel para obtener el fumet de pescado.

Cazuela de huevos a la marinera

 Así lo cocinamos

En un perol con aceite de oliva, pochamos la cebolla, el ajo, el laurel y añadimos un par de cucharadas de harina para espesar.

A continuación, añadimos el rape troceado y el marisco al perol. Seguimos rehogando para añadir seguidamente la sal, la pimienta, la manzanilla y el fumet de pescado.

Dejamos cocinar unos 5 minutos.

Por último, repartimos el resultado en cuatro cazuelas de barro y estrellamos uno o dos huevos en cada cazuela, salpicándolas de perejil picado para escalfar en el horno a 200º durante 4 minutos.

 Información Nutricional

Se dice que comer muchos huevos es perjudicial para la salud, pero lo cierto es que una persona sana puede comer hasta un total de 10 por semana sin ningún problema.

Cada huevo contiene unos 245 mg. de colesterol. Las características en la composición grasa del huevo y los conocimientos que se tienen actualmente sobre la etiología de la enfermedad coronaria obligan a rectificar la mala fama que ha tenido el huevo hasta hace poco tiempo en su relación con el colesterol plasmático y la enfermedad coronaria.

El huevo de gallina tiene un gran valor nutritivo y es considerado un alimento recomendable dentro de toda dieta variada y equilibrada. Además, aporta una cantidad de calorías relativamente baja. Posee un elevado contenido en proteínas (de calidad superior a las de la carne, el pescado y la leche), grasas saturadas e insaturadas, colesterol y altas cantidades de vitaminas, destacando las liposolubles A, D, E (en la yema) y otras hidrosolubles del grupo B (principalmente en la clara). Entre los minerales predominan el hierro, el fósforo, el zinc y el selenio, siendo estos dos últimos, importantes antioxidantes naturales.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina