Esta receta, al estar elaborada principalmente con hortalizas y fruta, es una excelente fuente de vitaminas y antioxidantes
4 cebolletas frescas
1 puerro
50 gr. de champiñones
1 manzana golden
1 tomate grande de ensalada
salsa velouté: 30 gr. de margarina
30 gr. de harina
½ litro de caldo de cocción de las cebolletas y sal.
Calorías 32 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Comenzaremos cociendo las cebolletas, previamente peladas y lavadas. Las coceremos enteras, durante 20 minutos, en una olla con agua y sal. Las dejamos enfriar en su misma agua de cocción. Reservamos esta agua.

Mientras se van cociendo las cebolletas, lavamos y cortamos finamente los puerros y los champiñones. En una sartén con un poco de aceite, rehogamos el puerro. Cuando éste esté bien pochado, incorporamos los champiñones y salteamos.

Cebolletas rellenas

 Así lo cocinamos

Tras saltear el champiñón, agregamos unos daditos de manzana y de tomate (pelado y sin pepitas). Ponemos a punto de sal, rehogamos el conjunto y reservamos.

Cuando las cebolletas ya se hayan enfriado, las vaciamos con la ayuda de una cuchara y rellenamos con el relleno que elaboramos anteriormente. Introducimos ahora en el horno a 180ºC durante 10 minutos.

Acompañaremos nuestras cebolletas con una salsa velouté, que no es más que una bechamel en la cual hemos sustituido la leche por el caldo de cocción de las cebolletas.

 Información Nutricional

La cebolleta se ha usado tradicionalmente como remedio natural contra algunas enfermedades respiratorias. Posee un sabor muy característico, pero es más suave que la cebolla normal, por lo que resulta ideal para rellenar, ya que al cocinarla su sabor es mucho más agradable. Esta receta, al estar elaborada principalmente con hortalizas y fruta, es una fuente de vitaminas y antioxidantes. El aporte de fibra también es importante, gracias a la manzana, aunque hay que tener en cuenta que es en su piel donde se concentra la mayoría de ésta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina