Aquellas personas que padezcan de hipertensión o hipercolesterolemia deberán moderar el consumo del mejillón, pues este marisco es muy rico en sodio y colesterol
1 kg. de chipirones limpios
½ kg. de mejillones
3 huevos cocidos
2 cebollas pequeñas
2 pimientos verdes
2 dientes de ajo picados
200 gr. de tomate frito
250 ml. de vino blanco
sal
pimienta y perejil.
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

En la primera receta del día cocinamos unos deliciosos chipirones rellenos de mejillón, un plato sabroso y nutritivo que hará las delicias de pequeños y mayores.

 Así lo cocinamos

Lo primero que debes hacer es limpiar bien los mejillones, retirándole las “barbas” y las incrustaciones que éstos suelen presentar en sus conchas. Una vez limpios, introduce los mejillones en una cazuela baja con ½ litro de agua. Pon la tapadera y cocina a fuego medio hasta que se abran todos los mejillones. Retira los mejillones de la cazuela y cuela el caldo obtenido. Retira los mejillones de sus conchas y pícalos en daditos pequeños, reservando alguno entero para la presentación del plato.
Pica una de las cebollas y sofríela en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva. Cuando ésta se encuentre bien pochada, añade los pimientos picados y continúa rehogando hasta que estos últimos se encuentren bien tiernos.
Los huevos los pondremos a cocer en una olla con abundante agua hirviendo durante 10 minutos. Una vez cocidos, enfríalos, pélalos y pícalos finamente. Añade al sofrito anterior los huevos y los mejillones picados. Pon a punto de sal y retira del fuego.
Rellena los chipirones con el preparado anterior y ciérralos con un palillo de madera. Ahora dóralos en una sartén con un poco de aceite de oliva y resérvalos.
Pica la otra cebolla y sofríela junto con los ajos también picados. Cuando la cebolla se encuentre bien pochada, incorpora el tomate frito. Sofríe durante un par de minutos y agrega el vino blanco. A continuación, añade el caldo de los mejillones colado y, una vez éste rompa a hervir, baja el fuego e introduce en la cazuela los chipirones rellenos. Deja hervir a fuego suave hasta que los chipirones estén bien tiernos.
Sirve los chipirones ya cocinados con su salsa y dispón en el centro del plato los mejillones que habíamos reservado sin picar.
Por último, espolvorea con un buen puñado de perejil fresco picado y una ramita de tomillo.

 Trucos y Consejos

Ten en cuenta que el caldo de mejillón es muy sabroso, por lo que tendremos que ser muy cautos a la hora de sazonar el plato.

 Información Nutricional

Los chipirones, algo menores que los calamares, son ricos en proteínas y tienen un bajo contenido en grasa. Además, la mayor parte de esta grasa es omega 3, a la cual se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. En cambio, se ha de tener en cuenta que muestran una concentración de colesterol nada despreciable, cercana a los 300 mg. por cada 100 gr. de este alimento, es decir, la cantidad máxima diaria recomendada en una dieta saludable.
Por su contenido en purinas, los chipirones están contraindicados en caso de hiperuricemia (gota).
En cuanto al mejillón, es muy rico en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia. Además, contiene muy pocas calorías, lo cual hace que pueda incluirse perfectamente en dietas de control de peso. También aporta minerales como el yodo, calcio, fósforo y potasio.
Aquellas personas que padezcan de hipertensión o hipercolesterolemia deberán moderar su consumo, pues este marisco es muy rico en sodio y colesterol.
En la composición de este bivalvo también encontramos purinas, por lo que su consumo tampoco se aconseja a personas con gota o hiperuricemia.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina