El chipirón, protagonista de la receta que nos ocupa, es rico en proteínas y tiene un bajo contenido en grasa
16 chipirones
100 gr. de “trompetas de los muertos” (setas)
pan rallado
2 huevos cocidos
100 gr. de jamón serrano en daditos
2 cebollas
perejil fresco
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
2 tomates maduros
1 cucharadita de pimentón
1 hoja de laurel
2 dientes de ajo
100 ml. de vino blanco
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La siguiente propuesta del día consiste en unos chipirones rellenos con setas salteadas, que representan una deliciosa alternativa a los tradicionales calamares en su tinta.

Chipirones rellenos con setas salteadas

 Así lo cocinamos

Limpia los chipirones bajo el grifo, dándoles la vuelta para eliminar así los posibles restos de vísceras.
Pica una cebolla y sofríela en una sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez pochada la cebolla, incorpora a la sartén los tentáculos y las aletas de los chipirones, todo ello bien picado. Rehoga el conjunto durante 5 minutos y retira del fuego.
En un bol, mezcla el rehogado anterior con los huevos cocidos y picados, un buen puñado de perejil picado, el jamón en taquitos y un poco de pan rallado. Remueve hasta conseguir una masa consistente.
Con la masa anterior vamos a rellenar los cuerpos de los chipirones. Una vez rellenos, ciérralos con un palillo de dientes. Ahora enharínalos y fríelos en abundante aceite de oliva caliente. Una vez fritos, resérvalos.
Pica la otra cebolla y sofríela junto con el ajo también picado en una cazuela con aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada, incorpora los pimientos troceados. Continúa sofriendo durante 10 minutos. Entonces, agrega el pimentón y el tomate rallado. Vierte el vino blanco y un par de vasos de agua. Introduce en esta salsa los chipirones rellenos y deja cocinar a fuego suave hasta que los chipirones estén tiernos (30 minutos aproximadamente).
Emplata los chipirones con su salsa y acompaña con unas “trompetas de los muertos” salteadas ligeramente con un poco de ajo picado.

 Trucos y Consejos

Es importante que no rellenes demasiado los chipirones (sólo un poco más de la mitad), ya que correríamos el riesgo de que se “reventasen” durante la cocción.

 Información Nutricional

El chipirón, protagonista de la receta que nos ocupa, es rico en proteínas y tiene un bajo contenido en grasa. Además, la mayor parte de esta grasa es omega 3, a la cual se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. En cambio, se ha de tener en cuenta que muestran una concentración de colesterol nada despreciable, cercana a los 300 mg. por cada 100 gr. de este alimento, es decir, la cantidad máxima diaria recomendada en una dieta saludable.
Por su contenido en purinas, los calamares están contraindicados en caso de hiperuricemia (gota). Se trata de una receta muy completa pues, además de las proteínas propias del calamar, la receta también contiene proteínas de origen animal procedentes del jamón ibérico y del huevo presentes en el relleno.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina