Los chipirones, algo menores que los calamares, son ricos en proteínas y tienen un bajo contenido en grasa
16 chipirones pequeños, 2 cebollas grandes, 2 tomates pequeños, 1 pimiento verde, 4 dientes de ajo, 2 ramas de perejil, aceite de oliva y sal Para el relleno: 1 cebolla, 1 diente de ajo, un poco de perejil picado, aceite de oliva y sal
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Los chipirones rellenos en su tinta son un plato muy típico dentro de la gastronomía tradicional vasca. Son algo entretenidos de preparar, pero merece la pena porque el resultado es realmente exquisito. Por cierto, al igual que ocurre con el resto de guisos, estos chipirones estarán mucho más ricos si los consumes al día siguiente de su elaboración.

 Así lo cocinamos

Lava bien los chipirones bajo el grifo, retirando los tentáculos y las aletas del cuerpo. Dales la vuelta para lavar bien el interior.
Retira la bolsita que contiene la tinta y resérvala en un vaso con un poco de agua.
Pica los tentáculos junto con las aletas y saltéalos junto con el ajo, la cebolla y el perejil (todo ello bien picado) en una sartén con unas gotas de aceite de oliva y sal. Una vez tengas el sofrito listo, déjalo enfriar.
Rellena los chipirones con el sofrito anterior y ciérralos con palillos de dientes para que no se salga el relleno.
En una cazuela, pocha las cebolla, los ajos, los pimientos verdes, los tomates y el perejil.
Una vez esté bien cocinado el sofrito, añade ala cazuela los chipirones hasta que cojan algo de color.
Es el momento de verter en la cazuela la tinta de los chipirones disuelta en agua. Baja el fuego y cocina con la tapadera puesta.
Una vez los chipirones estén bien tiernos (después de 30 minutos aproximadamente), sácalos de la cazuela y tritura la salsa hasta que quede bien fina.
Vuelve a verter la salsa, ya triturada, en la cazuela. Sumerge en ella los chipirones y sigue cocinando a fuego muy suave durante otros 10 minutos.

 Trucos y Consejos

No debes rellenar los chipirones demasiado, pues correríamos el riesgo de que reventasen durante la cocción.

A estos chipirones rellenos le van estupendamente una guarnición de arroz blanco.

 Información Nutricional

Los chipirones, algo menores que los calamares, son ricos en proteínas y tienen un bajo contenido en grasa. Además, la mayor parte de esta grasa es omega 3, a la cual se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. En cambio, se ha de tener en cuenta que muestran una concentración de colesterol nada despreciable, cercana a los 300 mg. por cada 100 gr. de este alimento, es decir, la cantidad máxima diaria recomendada en una dieta saludable.
Por su contenido en purinas, los chipirones están contraindicados en caso de hiperuricemia (gota).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina