El cordero aporta proteínas de buena calidad, hierro y minerales, entre los que destacan el fósforo y el potasio
1 kg. de chuletas cordero lechal
4 patatas medianas
300 gr. de pimientos de Padrón
unas ramitas de perejil
aceite de oliva
pimienta negra recién molida y sal.
Calorías 250 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 20 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Las chuletas de cordero son un bocado realmente jugoso y muy sabroso. Hoy las presentamos de una manera muy tradicional, acompañándolas con patatas al horno y pimientos fritos. Esperamos que os guste!

 Así lo cocinamos

Lo primero que vamos a hacer es lavar bien las patatas y ponerlas a cocer en una olla con abundante agua. Cuando estén semicocidas, córtalas en rodajas gruesas (con piel), colócalas en una fuente refractaria, sazónalas, rocíalas con un buen chorro de aceite de oliva y hornéalas a 200 ºC hasta que queden bien doradas.
Los pimientos los lavaremos y freiremos en abundante aceite de oliva hasta que queden dorados. Una vez fritos, deposítalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Ya sólo nos queda salpimentar las chuletitas de cordero y cocinarlas a fuego vivo por ambas caras, de manera que queden bien doradas por fuera y jugosas en su interior.
Sirve las chuletitas al momento ya compaña con las patatas horneadas y los pimientos fritos.
Por último, espolvorea el conjunto con perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

Si lo deseas, y para no ensuciar tanto, puedes cocinar los pimientos junto con las patatas. De esta manera además el pimiento no quedará tan graso.

 Información Nutricional

La carne de cordero es rica en ácidos grasos saturados, y ello hace que sea una de las carnes más jugosas y sabrosas. Pero ese alto contenido en grasa va a hacer que no se indique su consumo para aquellas personas que padezcan de problemas cardiovasculares. Tampoco se recomendará a quienes padezcan de hiperuricemia (gota), pues también contiene una alta proporción de ácido úrico.
El cordero aporta además proteínas de buena calidad, hierro y minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio.
En esta receta acompañamos las chuletas de cordero con patatas al horno y pimientos fritos. Las primeras enriquecerán el palto con hidratos de carbono complejos en forma de almidón, mientras que los pimientos lo harán con vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas estas últimas para la salud

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina