El cordero aporta proteínas de buena calidad, hierro y minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio
1 kg. de chuletillas de cordero lechal
un manojo de espárragos verdes
250 gr. de habas peladas
2 cebolletas
2 dientes de ajo
200 ml. de vino blanco
una cucharadita de harina
sal y aceite de oliva.
Calorías 250 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 20 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Las chuletas de cordero pueden presentarse de muy diversas maneras. Para esta ocasión hemos empleado chuletillas de cordero lechal, que son más tiernas y jugosas. Como acompañamiento hemos preparado un ragú de espárragos verdes y habitas, que nos va a ayudar a equilibrar el plato.

Chuletillas de cordero lechal con habas y espárragos

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será escaldar los espárragos. Para ello, introdúcelos en agua hirviendo con sal hasta que queden cocidos pero enteros, es decir, “al dente”. Una vez hayan alcanzado dicho punto de cocción, escúrrelos e introdúcelos en agua con hielo.
Pica los ajos y sofríelos en una cazuela con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, añade la cucharadita de harina y rehoga el conjunto hasta que la harina quede bien disuelta. Es el momento de incorporar el vino blanco y 100 ml. del agua de cocción de los espárragos. Agregamos los espárragos, cortados en tres o cuatro trozos, y las habas. Deja hervir a fuego lento durante un par de minutos, sin cesar de remover para que la salsa no se adhiera a la base de la cazuela.
Mientras se termina de cocinar el ragú, salpimenta las chuletillas y dóralas a fuego fuerte en una sartén con unas gotas de aceite de oliva.
Coloca un montoncito del ragú en el centro del plato. Sobre éste dispondremos las chuletillas ya cocinadas.

 Trucos y Consejos

Al sumergir los espárragos cocidos en agua con hielo, lo que conseguiremos será cortar la cocción de los espárragos y potenciar el color verde de los mismos.

 Información Nutricional

El cordero es una de las carnes que mayor porcentaje de grasa tiene, principalmente en forma de ácidos grasos saturados. El alto contenido en grasa es lo que hace de la carne de este animal una de las más jugosas y sabrosas en la cocina. No obstante, por esa misma razón está contraindicada en las enfermedades cardiovasculares y en aquellas dietas en las que el aporte de grasa está controlado.
La carne de cordero no está recomendada para las personas con patologías digestivas, ya que suele resultar bastante pesada, y debe moderarse su consumo en caso de hiperuricemia, por su contenido en ácido úrico. Para disminuir el contenido en grasa, colesterol y calorías, se recomienda retirar toda la grasa visible de las carnes antes de su cocinado.
El cordero aporta proteínas de buena calidad, hierro y minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio.

Datos nutricionales de las chuletas de cordero:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina