Esta fruta es muy rica en potasio, por lo que se convierte en un excelente diurético
½ kg. de albaricoques lavados
sin hueso y cortados en cuartos
200 gr. de miel
200 cc. de vinagre de sidra
1 cebolleta picada
1 pizca de canela molida
1 pizca de nuez moscada
2 clavos
1 cucharada de jengibre rallado
1 cucharada sopera de uvas pasas
50 gr. de nueces peladas.
Calorías 47 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 8.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

La palabra chutney es un término británico que hace referencia a un condimento originario de la India donde se conoce con el nombre de chatni, que significa especias fuertes.

 Así lo cocinamos

Ponemos todos los ingredientes en un cazo grande a fuego lento durante una media hora, hasta que tenga consistencia de mermelada, removiendo de vez en cuando. Lo vertemos en botes de cristal esterilizados, los cerramos y los ponemos al baño María durante unos 10 minutos. Dejamos enfriar y listos.
Si los tarros se han esterilizado y cerrado correctamente, el chutney aguanta varios meses en un armario de la cocina.

 Trucos y Consejos

Este chutney es una guarnición perfecta para nuestras carnes y pescados.

 Información Nutricional

El color anaranjado que caracteriza a los albaricoques se lo confiere el beta-caroteno o provitamina A, un pigmento de acción antioxidante que nos ayuda a reducir el riego de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas e incluso el cáncer.
Esta fruta es también muy rica en potasio, por lo que se convierte en un excelente diurético.
Debemos tener en cuenta que en la elaboración de este chutney se ha empleado miel, que va a elevar el contenido calórico de la receta. Por tanto, su consumo no se recomienda a personas que padezcan de sobrepeso.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina